El gerente de la Cainco de Chuquisaca, Lorenzo Catalá. (Correo del Sur)
El gerente de la Cainco de Chuquisaca, Lorenzo Catalá. (Correo del Sur)

El gerente de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo (Cainco) de Chuquisaca, Lorenzo Catalá, aseguró que el plan de empleo del Gobierno, cuya propuesta surgió a manera de apoyo al sector privado luego del incremento salarial, quedó en cero y fue un fracaso, por lo menos en esa región.

“A nivel local (quedó) en nada, porque este tipo de medidas que son interesante sin ninguna duda tienen que ser sostenibles y tienen que adaptarse a la realidad. En un momento en que tú al empresarios le subes el salario cada año, en un promedio altísimo, en el que cada año le amenazas con una posibilidad de un doble aguinaldo, qué empresario se va animar a crear un empleo formal”, explicó.

En su criterio, por más que el Estado pague por un tiempo las prestaciones sociales “ningún empresario es tonto” y nadie asumiría “un riesgo de tener un personal durante mucho tiempo cuando sosteniblemente hacia adelante puede ser complejo”.

Los empresarios lo que más quieren ahora, en tiempos en que las cargas económicas impuestas por el Gobierno asfixian, es buscar optimizar algunas fuentes de trabajo y dar paso a la jubilación a gran parte de su personal o buscar otras medida similares.

“Más bien, la lógica de los empresarios en este momento en que le suben todo: la energía, los salarios, le pones sanciones, es cómo me deshago de ciertos costos, jubilo a los que puedo, contrato a los que puedo, más bien está en una situación totalmente contraria a la de generar empleos”, sostuvo.

Indicó que el papel aguanta todo pero que la realidad es otra cosa. “Así que el plan en papel está muy bien pero en la práctica en un país informal en el que las empresas formales tienen tantas sanciones, tantas obligaciones laborales, es inaplicable, no creemos que haya generado un sólo empleo bajo ese modelo”, aseveró.

SUCRE/Fides

GMR – EUC

Comments are closed.