El presidente de la  Cámara Nacional de Industrias, Horacio Villegas (I).(APG)
El presidente de la Cámara Nacional de Industrias, Horacio Villegas (I).(APG)

La Cámara Nacional de Industrias (CNI) pidió este martes al presidente Evo Morales que intervenga para anular la decisión del ente regulador del sector de hidrocarburos de incrementar las tarifas del gas natural para el sector industrial.

En una carta enviada al mandatario, la patronal industrial le expresa su «profunda preocupación y malestar» por la determinación de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) en torno al aumento de las tarifas de gas para las industrias.

El sector solicita a Morales «su intervención directa en este crucial tema» para que la resolución de la ANH «sea anulada y pueda restablecerse un mecanismo que haga» que el ente regulador «actúe de manera oportuna y responsable en la fijación de tarifas» y tenga en cuenta «todos los efectos que pueden derivarse de sus acciones».

La CNI recuerda en su carta que el sector industrial formal consume el 50,6 % del gas natural en Bolivia, que es responsable del 16 % del producto interior bruto (PIB) del país y da empleo «estable y digno» a más de 112.000 personas.

Los industriales insisten en que la medida es «arbitraria» y discriminatoria, ya que sólo se aplica a ese sector.

También advierten de que el aumento de tarifas «es un golpe directo sobre la productividad y competitividad de la industria nacional» e inevitablemente habrá un impacto en los precios de los productos nacionales manufacturados, con lo que «se impulsará el incremento de la importación legal e ilegal» de los mismos.

El ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, aseguró la semana pasada que el alza no se aplicará de forma lineal, sino por segmentos según el consumo de las industrias, con porcentajes que oscilan entre el 9 % y 48 %.

Según el Ejecutivo, solo nueve empresas de las más de mil que cuentan con el servicio de gas natural tendrán el mayor incremento.

Las autoridades del sector de hidrocarburos justificaron la medida en que se requieren recursos para llevar el servicio de gas domiciliario a las poblaciones más alejadas y dispersas, cuyo costo es más elevado que en las zonas urbanas.

LA PAZ/Agencias