El general Luis García Meza Tejada y su abogado Frank Campero. (APG)
El general Luis García Meza Tejada y su abogado Frank Campero. (APG)

El abogado de exdictador Luis García Meza Tejada (87), Frank Campero, afirmó el martes en el programa del Grupo Fides, Café de la Tarde, que en Bolivia no hay Fuerzas Armadas y que fueron sometidas al poder político.

“El general García Meza Tejada, ha sostenido en nuestras charlas, que en Bolivia ya no haya Fuerzas Armadas, porque esta dependiente del poder político y no cumple sus funciones de ser la base de la patria como era años atrás”, indicó Campero.

Apoyó esta afirmación indicando “para el General, las Fuerzas Armadas están subordinadas, y una muestra de ello es que gritan “Patria o Muerte”, el lema de un invasor, que quiso someter a Bolivia como fue el Che Guevara. Otra muestra de esta dependencia  es que quieren que los militares sean iguales que los Ponchos Rojos”.

Después reconoció que los actuales jefes militares “aún se cuadran al general García Meza cuando están en el hospital del Seguro Militar”.

El abogado también se refirió a la historia y sostuvo que “el general García Meza Tejada fue obligado a aceptar la presidencia de la República, por el Alto Mando Militar, por ser el general más antiguo y porque el general Armado Reyes Villa declinó la presidencia por motivos de salud”.

Para el defensor del exdictador el trato entre su cliente y Luis Arce Gómez durante la dictadura de inicios de los ochenta, “fue de una relación impuesta por el Estado Mayor, pues si bien él asumió la presidencia, fue el Alto Mando quien le puso los ministros”.

Según Campero fueron otras personas con mayor poder en las Fuerzas Armadas que García Meza Tejada son las que ordenaron la muerte de Marcelo Quiroga Santa Cruz el 17 de julio de 1980.

Luis García Mesa fue presidente de Bolivia mediante golpe de Estado y su gobierno duró 13 meses. Fue condenado por los crímenes de su dictadura a 30 años de prisión en abril de 1993, pero escapó y fue capturado en Brasil en  marzo de 1995 y extraditado de inmediato a Bolivia.

En la actualidad cumple su pena de privación en el hospital militar Cossmil de la ciudad de La Paz.

LA PAZ/Fides

Tu comentario

Comments are closed.