Bolívar empató ante Wilstermann. (APG)
Bolívar empató ante Wilstermann. (APG)

Pareciera que para Bolívar la ruta de la victoria simplemente no está expedita, pues en su tercera presentación en el Campeonato Clausura, el equipo volvió a resignar puntos esta vez ante Wilstermann, en el partido que jugaron el domingo en el estadio Hernando Siles, de La Paz por la cuarta fecha en el que el juego terminó 1 a 1 y el desazón de los hinchas celestes.

Este encuentro tenía el rótulo de cuidado, no sólo porque el celeste pretende hacerse fuerte en su casa, también porque llegó un elenco ambicioso con jugadores que tenían el ánimo elevado, además se trataba de un choque entre dos viejos conocidos que intentarían ganar el mano a mano, para así registrarse en la páginas históricas que escriben ambos elencos.

Apenas comenzó el compromiso ya hubo una llamada de atención para los rojos, el equipo celeste había dejado en evidencia que querían los tres punto del compromiso, el tridente ofensivo que ordenó el técnico Beñat San José Gil, estaba dando el resultado que buscaban ya que Juan Carlos Arce, Juan Eduardo Fierro y Gastón Sirino estaban atentos para cualquier opción de gol.

Los rojos que enfrentaron este compromiso después de lograr su pase a cuartos de final de la Copa Libertadores de América, también ambicionaban los tres puntos, sabían que los celestes estaban golpeados, que además arrancaban el compromiso como últimos de la tabla de posiciones, que sería un punto a su favor, algo que fue aprovechado.

Bolívar se puso en ventaja en el minuto 6 mediante el jugador Gastón Sirino tras un centro perfecto de Mauricio Prieto, el jugador aparece por el sector derecho donde nadie le toma la marca y convierte, con el olfato goleador que lo caracteriza, esa conquista fue bien aprovechada por los celestes para seguir dominando el compromiso.

Mientras pasaba el tiempo los celestes una vez más comenzaron a cometer errores, pero el rojo se limitó a observar al rival y estudiarlo para frenar en seco las jugadas de peligro, además rearmó sus líneas en el segundo tiempo hasta conseguir su objetivo, aunque los jugadores puntualizaron que llegaron a La Paz por más.

En el segundo tiempo los celestes mostraron que su mayor debilidad es la zona de la defensa, prueba de ello es que en el minuto 63 Serginho convierte el tanto del empate, el jugador estaba perfectamente habilitado y con frialdad convierte el tanto que llegó como balde de agua fría para los locales, fue una de esas jugadas que parecía no tener mayor peligro pero la pelota consigue meterse al arco de Matías Dituro.

Bolívar intentó sumar en el marcador, pero fue imposible, el rojo doblegó la defensa y no permitió llegada alguna para el elenco paceño hasta que finalizó el compromiso en medio de los silbidos de los hinchas locales quienes quieren ver a su equipo ganador.

LA PAZ/APG

Tu comentario