Una de las manifestaciones en Venezuela. (Hoy)
Una de las manifestaciones en Venezuela. (Hoy)

La oposición venezolana marchará este jueves  en Caracas contra el supuesto fraude en la elección de la Asamblea Constituyente del presidente Nicolás Maduro, que se instalará el viernes entre serios cuestionamientos en el país y en el exterior sobre su legitimidad.

Desanimados porque Maduro se salió con la suya y está a punto de echar a andar la Constituyente, los opositores intentarán llegar esta tarde a la sede del Parlamento, en el centro de Caracas, pese a que siempre han sido bloqueados por las fuerzas de seguridad a punta de bombas lacrimógenas y perdigones.

«Sigue la lucha. Ese fraude coloca al país camino a una explosión social, con una Constituyente fraudulenta. Ese proceso está nulo. Es el inicio del fin», declaró el líder opositor Henrique Capriles, al animar a sus seguidores a la manifestación.

Su instalación tendrá lugar en medio de un fuerte rechazo internacional y en pleno escándalo por la denuncia de la empresa Smartmatic, que dio soporte tecnológico a los comicios para la Constituyente, de que hubo «manipulación» de los resultados dados por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Inicialmente prevista para miércoles o jueves, el presidente socialista postergó para el viernes la ceremonia de instalación de los 545 asambleístas, argumentando que se debía organizar «con tranquilidad».

Ese aplazamiento descolocó a la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que ya había pospuesto la marcha del miércoles al jueves, por lo que esta vez decidió mantenerla aun cuando no se hará el propio día de la toma de posesión.

La Constituyente, órgano plenipotenciario encargado de redactar una nueva Carta Magna, fue elegida el domingo en medio manifestaciones que dejaron diez muertos, elevando a 125 los fallecidos en cuatro meses de protestas que exigen la salida de Maduro.

Rechazada por 72% de los venezolanos según Datanálisis, la Constituyente sesionará en el Salón Elíptico del Palacio Legislativo, en cuyo hemiciclo debate el Parlamento de mayoría opositora, lo que hace temer brotes de violencia.

CARACAS, VENEZUELA/ Agencias