El rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Waldo Albarracín, denuncia con documento en mano. (APG)
El rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Waldo Albarracín, denuncia con documento en mano. (APG)

El rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Waldo Albarracín, junto a otros representantes de la casa superior de estudios presentaron pruebas de procesos y denuncias contra algunos postulantes al Órgano Judicial, es el caso de Gonzalo Alcón Aliaga, Francisco Tarquino Blanco, Lilian Sandy y Román Castro Quisbert.

Albarracín explicó que existen algunos casos donde los postulantes fueron “indebidamente habilitados”. Uno de los aspirantes para el Consejo de la Magistratura que tiene procesos es Gonzalo Alcón Aliaga quien tiene varios procesos por los delitos de incumplimiento de deberes, violencia familiar o doméstica, uso indebido de funciones y prevaricato; este caso se hizo conocer a la comisión a través de notas de impugnación que no han sido tomadas en cuenta.

El segundo caso que presentó fue el de Francisco Tarquino Blanco, quien fue exrepresentante del Consejo de la Magistratura y designado por Cristina Mamani, expresidenta de la Magistratura. Tarquino “tiene denuncias múltiples por hechos de corrupción y por su vínculo con redes de corrupción en la que además coordinó con el juez Rivadeneira”, quien es acusado de haber liberado a uno de los atacadores a la joyería Eurochronos, dijo Albarracín. “Se hizo una denuncia el 30 de julio de 2015 dirigida al Senado, entre los denunciados está Francisco Tarquino, Fernando Rivadeneira y varios otros de los que están vinculados acá”, acotó.

El tercer caso es el de Lilian Sandy, exrepresentante de la Magistratura de La Paz quien fue designación también por Cristina Mamani. Sandy tiene una acusación penal por hechos de corrupción en su gestión como juez y que habiendo calificado en su examen de conocimiento con una nota de cinco aparece en las listas entre los mejores puntajes

Otro caso al que se refirió fue el de Román Castro Quisbert, exdirector de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), quien fue retirado de sus funciones por hechos de corrupción,  actualmente cuenta con cinco denuncias por los delitos de cohecho pasivo, estafa, lesiones graves y leves, supresión o destrucción de documentos, incumplimiento de deberes, robo y otros delitos.

“Estoy haciendo unan referencia sintética de algunos casos, podemos poner en conocimiento de la opinión pública, estos datos también los voy a remitir al Senado, la UMSA no está en una actitud de boicot pero si recogiendo la preocupación del pueblo bolivianos. Deseamos que llegue al Tribunal Supremo, al Tribunal Constitucional, al Consejo de la Magistratura y al Tribunal Agroambiental los ciudadanos más idóneos y eso no se consigue con un procedimiento tan ordinario como el que están realizando hoy”, sostuvo en conferencia de prensa.

LA PAZ/Fides

GMR

Tu comentario

Comments are closed.