El ministro de Gobierno, Carlos Romero. (Internet)
El ministro de Gobierno, Carlos Romero. (Internet)

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó el miércoles que la autopsia realizada al cuerpo del joven que falleció en Colomi da cuenta que el deceso no fue a consecuencia de un disparo de arma de fuego, e instó a los dirigentes que manipularon la información a asumir su responsabilidad «legal» en el hecho.

«Enfatizar y dejar claramente establecido que no es cocalero, no formaba parte del movimiento, no fue muerto por impacto de arma de fuego, la Policía no usó armas letales y eso se verificará con el informe médico forense de autopsia», dijo en conferencia de prensa.

Romero explicó que el cuerpo del fallecido fue encontrado por una persona de 14 años de edad, supuestamente familiar de la víctima, a unos 300 metros del punto de bloqueo; sin embargo, fue velado en plena carretera y se alarmó a la población  al afirmar que murió por la acción de la Policía.

«Nos preocupa la actitud intransigente de los dirigentes que usaron de manera deshonesta este hecho, nos estamos apersonando a un proceso penal, vamos a esclarecer el deceso», señaló.

Agregó que los dirigentes cometieron una «falta grave» al desinformar y utilizar el cuerpo del fallecido, por lo que dijo que se espera que rectifiquen y digan la verdad o asuman su responsabilidad «legal» en caso de no desmentir.

Indicó que se solicitó la intervención de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) y de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT) debido a que las vías que son obstaculizadas por los movilizados presentan deterioro y varios árboles se encuentran dispersos en la carretera para ayudar a hacer efectivo el bloqueo.

El ministro dijo que el Gobierno brindará apoyo legal a la familia del fallecido para lo que se busca establecer contactos y expresó solidaridad por lo ocurrido.

Señaló que el diálogo siempre está abierto para debatir temas de gestión o problemas locales; sin embargo, aseguró que la movilización de los pobladores en Colomi «no tiene legitimidad», «ni fundamento».

Desde el fin de semana comunarios de los municipios de Tiraque, Pocona, Pojo y Colomi bloquean las dos carreteras que unen Cochabamba con Santa Cruz y exigen su inclusión en la reglamentación de la Ley General de la Coca para cultivar 700 hectáreas.

LA PAZ/ABI

GMR

Tu comentario