Los cultivos de coca. (Sputnik Mundo)
Los cultivos de coca. (Sputnik Mundo)

Los cultivos de coca en Bolivia aumentaron en 2016 en 14 por ciento, tras cinco años (2011-2015) de reducción continua, según el último Informe de Monitoreo de Cultivos de Coca presentado hoy en La Paz por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por su sigla en inglés) y el Gobierno.

Entre 2015 y 2016, la superficie cultivada se incrementó de 20.200 hectáreas (ha) a 23.100 ha. Mediante el uso de imágenes satelitales y trabajo de campo, se detectó un incremento de la superficie de cultivo de coca en las tres principales regiones productoras.

El cultivo en las regiones de los Yungas de La Paz aumentó de 14.000 a 15.700 hectáreas, en el Trópico de Cochabamba el crecimiento fue de a de 6.000 a 7.200 hectáreas y en las provincias del Norte de La Paz la superficie cultivada subió de 150 a 240 hectáreas.

El incremento más alto del cultivo de coca en los Yungas de La Paz se detectó en la provincia de Sud Yungas, con 1.226 ha, alcanzando las 10.535 ha en 2016. Asimismo, en el Trópico de Cochabamba, en la provincia de Chapare se registró un aumento de 953 ha de cultivo de coca, subió de 2.754 ha en 2015 a 3.707 ha en 2016.

Durante 2016, el Informe detectó un incremento neto de 2.900 ha de cultivos de coca y el gobierno de Bolivia informó una reducción del 40% de la erradicación, de 11.020 a 6.577 ha. El 64% de los resultados de la erradicación se logró en el Trópico de Cochabamba, el 22% en las provincias de los Yungas y del Norte de La Paz y el 14% en los departamentos de Santa Cruz y Beni.

El Informe también detectó el cultivo de coca en seis de las 22 áreas protegidas a nivel nacional. En estas áreas, se identificó una superficie total de 253 ha de cultivo de coca, 49 ha más que el año anterior. El parque nacional más afectado por el cultivo de la coca fue Carrasco, seguido por Apolobamba, Cotapata e Isiboro Sécure.

De acuerdo con los datos del gobierno, la cantidad de hoja de coca comercializada en los dos mercados autorizados –Villa Fátima y Sacaba– fue de alrededor de 22.000 toneladas en 2016, equivalente al 58% de la producción total estimada. El 92 por ciento de la hoja de coca comercializada legalmente se efectuó en Villa Fátima, mientras el restante 8 por ciento se realizó en Sacaba. El precio promedio ponderado de la hoja de coca en estos mercados autorizados disminuyó en un 14 por ciento, de 9,4 dólares por kilogramo en 2015 a 8,1 en 2016.

El gobierno también informó que las incautaciones de hoja de coca disminuyeron en dos por ciento y las de cocaína base en 4 por ciento, es decir, de 362 a 353 toneladas y de 12,7 a 12,2 toneladas, respectivamente. Entretanto, las incautaciones de clorhidrato de cocaína aumentaron 107 por ciento, de alrededor de 8,6 a 17,7 toneladas.

Antonino De Leo, Representante de la UNODC en Bolivia, expresó su preocupación por el cambio de tendencias en el cultivo y erradicación de la coca que se observó en el país.

LA PAZ/Fides con información de la UNODC

GMR

Comments are closed.