Descripción de caso por la FELCC. (Fides)
Descripción de caso por la FELCC. (Fides)

Alex Valeriano Catari asesinó a su madre, el pasado sábado, después que le negara dinero para pagar la cirugía plástica de su actual pareja en la ciudad de Santa Cruz, informó el subdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Douglas Uzquiano.

“El señor Alex Valeriano Catari, llegó el miércoles de la ciudad de Santa Cruz para hablar con su madre, pero el encuentro se dio recién el sábado. En la reunión el hijo le pidió a su madre que le facilite 50 mil dólares, para cubrir unas deudas, pero su progenitora le negó el efectivo. Al recibir una respuesta negativa sacó un arma de fuego que llevaba y disparo a su madre”, continúo el policía.

Al ser interrogado Valeriano Catari dijo que necesitaba el dinero para pagar las operaciones de cirugía plástica a la que sometió su actual pareja.

Uzquiano después detalló que el asesino “disparo a su madre en la cocina y después la llevó hasta su dormitorio y la colocó debajo de la cama, para después llevarse 50 mil dólares que estaba guardados en otra habitación de la casa”.

El uniformado también puntualizó que la víctima puso al tanto de la llegada de Alex a su otra hija y también le informó de la reunión del sábado. La hija al no conocer noticias de la reunión entre su madre y su hermano, decidió ir a la casa donde tuvo lugar el encuentro y se fue sorprendida al encontrar el cadáver de su mamá.

La hija dio avisó a la Policía que tras una investigación ubicó que había un boleto a Santa Cruz para el asesino en un línea aérea, pero pudieron aprehenderlo pues al llegar al aeropuerto vio el movimiento policial y prefirió continuar viaje hasta Cochabamba en otro vehículo. En Cochabamba se fue por tierra hasta llegar a la capital oriental.

El miércoles en la mañana fue aprehendido en Santa Cruz y de inmediato trasladado hasta La Paz, donde fue imputado por parricidio por el Ministerio Público.

Según la investigación Alex recibió de su madre en los últimos años para vivir en Santa Cruz más de medio millón de dólares para mantener su forma de vida. La familia del asesino se dedica a la importación de plástico.

LA PAZ/Fides

Tu comentario