Los representantes de los obispos católicos de Bolivia. (Fides)
Los representantes de los obispos católicos de Bolivia. (Fides)

La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) consideró este martes que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) sobrepasó sus competencias al emitir un instructivo sobre los matrimonios de personas transexuales e incluso aseguró que con esa medida ignoró las atribuciones de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) y el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP).

“Lo que ha sucedido es que el Tribunal Supremo Electoral no ha tenido en cuenta dicha acción y ha interpretado la ley, sobrepasando sus competencias. De forma que no sólo está aplicando la norma; en realidad está ignorando al Tribunal Constitucional Plurinacional e incluso a la Asamblea Legislativa Plurinacional”, indica un comunicado de la entidad religiosa.

El instructivo firmado por Katia Uriona, presidenta del TSE, cita que “las personas transexuales y transgénero que efectuaron el cambio regulado por la Ley 807 de Identidad de Género podrán contraer matrimonio civil, sin necesidad de ningún otro requisito y/o procedimiento, solo bastará con la presentación del documento que acredite su cambio de sexo, previo cumplimiento de los requisitos y procedimientos para el mismo”.

Después agrega  que: “Como Iglesia Católica lamentamos que se haya tomado esta decisión sin tener en cuenta las culturas originarias de nuestro pueblo, así como su profunda identidad cristiana y sin mediar ningún debate de ideas, simplemente a partir de una circular de un tribunal que interpreta que el cambio de género surte efectos también para el matrimonio”.

Después plantea cinco puntos compartidos con las iglesias evangélicas:

  1. Que se reserve el concepto matrimonio solamente para las uniones biológicas entre varón y mujer y que se le dé a este matrimonio una protección particular.

2.- La Constitución Política del Estado Boliviano, cuando define el matrimonio como la unión de un varón y una mujer, se refiere a la realidad biológica subyacente a la masculinidad y a la femineidad, por lo que la Ley 807 reduce los derechos constitucionales a una perspectiva meramente psicológica.

3.-Aclaramos también que la Constitución Política del Estado Boliviano no se basa en religión alguna, sino en argumentos racionales.

4.- El matrimonio heterosexual lo apoya la Constitución Boliviana basándose en los efectos que produce para el bien común y para la educación de los hijos.

5.- Por tanto, la posición cristiana, no es discriminatoria, sino que está basada en el derecho constitucional boliviano y en sólidas razones de derecho.

Al finalizar el comunicado recuerda que la Iglesia Católica es respetuosa de la orientación sexual de todas las personas, pero es partidaria de la unión heterosexual.

LA PAZ/Fides

Tu comentario

Comments are closed.