El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Óscar Barriga. (ABI)
El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Óscar Barriga. (ABI)

El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Óscar Barriga, aclaró hoy que no se registró daño económico al Estado con la anulación del contrato para la construcción de la Planta de Propileno y Polipropileno con la empresa italiana Tecnimont.

“Nosotros (YPFB) en este proceso no hemos suscritos ningún contrato, estamos dentro de una parte del proceso de contratación y es por eso que el RPC tiene la capacidad de anular el proceso en cualquier momento del proceso en este caso, como no se ha suscrito ningún contrato con el adjudicado no existiría ningún daño”, indicó.

El funcionario ratificó las causales de la anulación del contrato del servicio FEED-EPC del proyecto de construcción de la planta de propileno y polipropileno por un monto de 2.200 millones de dólares y que fue iniciado durante la gestión de Guillermo Achá, quien enfrenta un proceso penal por la adquisición fraudulenta de tres taladros.

Barriga aclaró que con la empresa italiana Tecnimont no se llegó a firmar ningún contrato, sin embargo explicó que la comisión de adjudicación ya había elaborado un documento sobre todo el proceso que fue enviado a transparencia y ahora se analizará la participación de dicho comité.

“Legalmente YPFB va trabajar de acuerdo a la normativa para ver qué responsabilidad tendrían las personas que han participado en el comité de evaluación y en el proceso internamente, eso lo haré de oficio”, indicó.

En este etapa del proceso se destinaron 12.3 millones dólares por eso se realizó una minuciosa investigación. Son alrededor de 20 contratos que están siendo revisados y si se encuentra algunas deficiencias y observaciones en algunos de esos procesos se actuará de la misma manera que con Tecnimont.

SANTA CRUZ/Fides

GMR