Guillermo Achá en su audiencia cautelar. (APG)
Guillermo Achá en su audiencia cautelar. (APG)o

El juez 11 de Instrucción Penal Cautelar, Hugo Huancuni Chambi, resolvió la madrugada del jueves otorgar detención domiciliaria al expresidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Guillermo Achá. La decisión fue rechazada por el Ministerio Público que presentó una “apelación incidental” para que el caso sea derivado a un tribunal superior y acusó al juez de prevaricato.

“Dispone detención domiciliaria con vigilancia del fiscal, investigador y el juzgado, quienes cualquier día hábil podrán presentarse en el domicilio para verificar cumplimiento. El imputado debe acreditar domicilio en La Paz donde debe cumplir la detención con un custodio y también se dispone el arraigo y la prohibición de concurrir a dependencias de YPFB, se dispone que acredite dos garantes solventes que se comprometan que el imputado concurra ante el Ministerio Público y el juzgado caso contrario deben pagar 15 mil bolivianos cada uno para que en caso de fuga se utilice los recursos para la recaptura”, expusó el juez.

La audiencia se desarrolló por más de ocho horas y en medio de incidentes, en la que se cuestionó la actitud que asumía el imputado en contra de la comisión de fiscales.

En principio, el juez tuvo que resolver el “incidente de aprehensión indebida” planteada por la defensa de Achá, que se prolongó por algo más de dos horas, hecho que fue desvirtuado para proceder con las medidas cautelares.

LA PAZ/ Agencias

Comments are closed.