El presidente Evo Morales. (ABI)
El presidente Evo Morales. (ABI)

El presidente de Bolivia, Evo Morales, calificó como «una represalia» por la demanda de su país a Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya el fallo del Tribunal de Garantía de Pozo Almonte que expulsó de Chile a los nueve funcionarios bolivianos detenidos en marzo tras un incidente fronterizo.

Morales utilizó su cuenta de Twitter para comentar que fue un «fallo político. Los nueve bolivianos son inocentes; Gobierno de Chile no pudo ocultar la verdad y tuvo que poner fin a la detención ilegal. La defensa demostró que camiones chilenos llevaban contrabando, uno de ellos tiene frondoso prontuario. Los nueve bolivianos cumplían su deber».

«Por revancha, hace tres meses, Heraldo Muñoz ordenó que nueve bolivianos vayan presos. Hoy la justicia de Chile acata esa instrucción. Quedó demostrado que nueve bolivianos luchaban contra el contrabando. El fallo es una represalia porque demandamos a Chile ante La Haya», añadió el jefe de Estado.

En tanto, el ministro de Defensa boliviano, Reymi Ferreira, afirmó que «se preveía» que la Justicia chilena iba a fallar de esa forma porque «no podía desmentir a su jefa de Estado (Michelle Bachelet)», quien, según la autoridad boliviana, se anticipó a emitir juicio sobre el caso.

«En ningún momento nuestros compatriotas han aceptado la culpabilidad, ellos han mantenido una posición digna y han asumido su inocencia. Han estado de acuerdo con el juicio abreviado porque quien tiene los argumentos los puede hacer con más o menos tiempo. Lamentablemente no fue la decisión que se esperaba», declaró Ferreira a la radio estatal.

El secretario de Estado añadió que «si es que hay algo positivo en esto» es que se tendrá de vuelta en el país «en pocos días más» a los dos militares y siete funcionarios de aduanas «porque se les ha conmutado la privación de libertad por la expulsión y el pago de una multa».

Los funcionarios bolivianos fueron detenidos el 19 de marzo por Carabineros, que los acusan de haber cruzado la frontera para intentar robar camiones con mercaderías, mientras que Bolivia ha sostenido durante todo este tiempo que sus funcionarios realizaban un operativo contra el contrabando cuando fueron detenidos.

LA PAZ/Agencias