El niño de 12 años del Centro de Acogida Granja de Paria fue enterrado ayer. (Internet)
El niño de 12 años del Centro de Acogida Granja de Paria fue enterrado ayer. (Internet)

La Fiscalía de Oruro encontró serios indicios sobre posible asesinato del niño de 12 años que falleció en el centro de acogida “Granja de Paria”, el pasado viernes. L autopsia concluye que la causa de la muerte fue asfixia mecánica mixta y compresión cervical externa.

“Ni bien nos han reportado esta muerte lamentable, hemos denunciado al Ministerio Público y la Policía”, aseguró la directora del Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges), Carla Caspa, según un reporte de radio Fides Oruro.

El viernes por la noche concluyó la autopsia de ley que estableció como causa de muerte asfixia mecánica mixta y compresión cervical externa, lo que muestra –según la Fiscalía- que en  caso habría una mano criminal.

Se presumen que el muchacho fue estrangulado con un cordón en el cuello o asfixiado probablemente con una almohada, extremo que está siendo investigado, aunque el fin de semana no se quiso proporcionar mayores datos sobre esta muerte que se presumen habría ocurrido entre la noche del jueves y la madrugada del viernes.

Desde el Sedeges se aseguró que no se protegerá a nadie en caso de evidenciarse asesinato y que si se implica a funcionarios se actuará con procesos disciplinarios.

El cuerpo del niño fue enterrado el domingo en medio de llanto y dolor de los familiares.

Este es el segundo caso que se presenta en hogares de acogida dependientes del Sedeges, hace meses un bebé murió en el Hogar Gota de Leche.

ORURO/Fides

GMR

Tu comentario