La policía en inmediaciones del concierto donde se registraron las explosiones. (ABC)
La policía en inmediaciones del concierto donde se registraron las explosiones. (ABC)

Varias explosiones se han producido este lunes durante el concierto de Ariana Grande en Mánchester, dejando al menos 19 muertos y 50 heridos confirmados por la Policía. Las fuerzas de seguridad británicas están tratando el incidente como un «posible atentado terrorista».

Las autoridades han solicitado a los ciudadanos que no se acerquen a la zona del Manchester Arena, donde se celebraba el concierto. Varios testigos aseguran que hay entre 20 y 30 cuerpos tendidos en el suelo del pabellón, aunque la cifra oficial sigue siendo inferior. Hay un equipo de explosivos trabajando en la zona para descartar nuevas amenazas. Testigos citados por la cadena Sky News indicaron que se había registrado un «estallido» en el lugar».

Algunas de las personas que estaban en el concierto han colgado en la red vídeos donde se ve a la gente huyendo de la zona y gritando cuando terminaba el evento. Los servicios de emergencia, junto con numerosas ambulancias, se han desplazado a los alrededores del estadio, donde se concentraban unas 20.000 personas.

Los servicios de trenes han sido suspendidos en la estación Victoria en Manchester, que está junto al estadio, y todas las líneas han sido cortadas tras el suceso.

Tomado de ABC

GMR

Comments are closed.