Calles de la población de Totora. (Internet)
Calles de la población de Totora. (Internet)

El fin de semana, en la población de Epizana Alto en Totora del departamento de Cochabamba, un perro llevaba en su hocico el cráneo de una mujer y la Policía halló restos humanos dispersos. Se presume que son de Selena Ribera de 16 años quien habría desaparecido hace tres semanas.

El director de la Policía de Totora, suboficial José Claros Corrales, informó a radio Fides Punata que el hallazgo del can fue en la noche del sábado lo que al día siguiente motivo la realización de un rastrillaje, con la ayuda de la población.

“Procedimos a recolectar un resto cadavérico, un cráneo en estado esquelético, asimismo al día siguiente (domingo) a las 07.00 empezamos un rastrillaje con la ayuda de todos los vecinos de la localidad de Epizana encontrando algunos restos cadavéricos de diferentes extremidades entre costillas y los huesos de fémur, tibia y otros, y pelos humanos”, informó.

De hecho, también recolectaron otras evidencias como prendas de vestir, “ropa interior con manchas hemáticas, una polera de color café, un corpiño de color café combinado, todos los restos cadavéricos han sido remitidos a la morgue del hospital Vietma”.

Según el informe de la policial se trataría de Selena Ribera de 16 años, la adolescente habría desaparecido hace tres semanas, se presume que podría tratarse de una violación seguido de feminicidio.

COCHABAMBA/Fides

GMR

Comments are closed.