Pobladores de San Julián. (Redes)
Pobladores de San Julián. (Redes)

Los pobladores de San Julián ahorcaron de un árbol a un presunto asesino y ladrón de motocicletas la tarde de este lunes y golpearon hasta dejar inconcientes a sus supuestos tres cómplices, informaron vecinos a Radio Fides

El pasado viernes 13 de mayo los supuestos malhechores asesinaron a Wilfredo Alejandro para robarle su motocicleta. De este acto hubo un testigo que fue quien sindicó al después ahorcado como el principal actor en el asesinato de Alejandro.

Los cuatro detenidos permanecían en la carceleta de la Policía en San Julián desde el mediodía de este lunes después de ser detenidos por las fuerzas del orden. El momento que ingresaron al lugar los vecinos se estaba realizando la audiencia de medidas cautelares de los aprehendidos.

Cerca de las 15.00 los vecinos  a convocatoria de la familia Alejandro se fueron reuniendo en la plaza principal exigiendo que las autoridades (alcalde y jefe de la Policía) actúen de inmediato para permitir a los pobladores castigar a los presuntos delincuentes.

Ante la falta de respuesta de las autoridades y al promediar  las 17.00, los vecinos determinaron marchar hasta la carceleta, donde  después de rebasar a los policías y  amarraron a los presuntos ladrones y los llevaron  hasta la plaza de la población.

Durante el recorrido los cuatro fueron golpeados por los pobladores e incluso intentaron rosearles con combustible y prenderles fuego.

Una vez en la plaza desnudaron al supuesto asesino y lo colgaron en un árbol, mientras sus presuntos cómplices  eran obligados a observar la muerte de su compañero de infortunio.

Los pobladores de San Julián se mantienen en alerta y anunciaron un pacto de silencio para evitar aprehensiones y acusaciones de asesinato.

Un contingente partió desde la ciudad de Santa Cruz para tratar de evitar que los otros tres presuntos delincuentes sean linchados o ahorcados.

SANTA CRUZ/Fides