La ciudad de Santa Cruz de la Sierra. (Internet)
La ciudad de Santa Cruz de la Sierra. (Internet)

Ante el crecimiento de la migración en el departamento en Santa Cruz, que recibe por día unas 166 personas de otras regiones del país, la Gobernación está preocupada porque no cuenta con los recursos suficientes para cubrir las necesidades básicas de los nuevos habitantes.

Según información del Instituto Nacional de Estadística (INE), el departamento cruceño recibe 33 familias lo que significa 166 personas por día, estos nuevos habitantes exigen servicios básicos como agua, luz, aceras y salud entre otros lo que según el asesor general de la Gobernación, José Luis Parada, aumenta la carga económica.

“Entre el Censo 2001 y 2012 han llegado a Santa Cruz más de 630 mil personas eso son 60 mil personas por año y son 5 mil personas por mes que llegan a Santa Cruz, vienen a la ciudad y muchas van a las provincias, por ejemplo en el municipio de San José y San Ignacio se crearon más de 100 comunidades, ya en este momento el INE ha dicho que hay 3 millones, quiere decir que son más de 400 mil personas adicionales que tenemos y eso es más o menos un 8% de los ingreso que no están llegando”, indicó.

Indicó que el municipio de Santa Cruz de la Sierra -por ejemplo- tiene problemas pues desde anillo 8 hay un crecimiento desproporcionado. “Todos tienen  demandas lo que es un problema”, sostuvo.

En su criterio el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) es la entidad que está distorsionando, creando una desorganización y desestructurando el desarrollo cruceño. “El INRA no consulta, ni con los municipios ni la Gobernación y mueve políticamente todo este traslado de gente sobre todo en provincias”, afirmó Parada.

SANTA CRUZ/Fides