El líder opositor venezolano, Henrique Capriles. (Aporrea)
El líder opositor venezolano, Henrique Capriles. (Aporrea)

El líder de la oposición venezolana y dos veces candidato presidencial, Henrique Capriles, pidió desde Bogotá que la comunidad internacional fije una posición sobre la disolución de la Asamblea Nacional de su país ordenada por el presidente Nicolás Maduro y ejecutada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

«¿Qué más pruebas necesita la comunidad internacional para terminar de fijar posición unánime y firme de que en Venezuela hay una dictadura?», se preguntó Capriles.

«Si hoy no hacemos nada por salvar la democracia en Venezuela, mañana tendremos una situación en Colombia y pasado mañana en otro país de la región y así va en cadena», agregó.

El TSJ sostiene que las decisiones de la Asamblea Nacional son nulas por estar en «desacato» al no haber apartado a tres diputados acusados de comprar votos en las elecciones parlamentarias de fines del 2015.

Pese a que los tres diputados no están ejerciendo funciones por decisión de la propia Asamblea, el TSJ sigue manteniendo su posición, lo cual ha llevado a la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a acusar al máximo tribunal de cercenar el parlamento para favorecer al Gobierno.

Diversos miembros de la oposición compararon el episodio con el «fujimorazo», como se conoce a la disolución del parlamento perpetrada en 1992 por el entonces presidente de Perú, Alberto Fujimori, quien, a partir de allí, gobernó con mano dura.

De hecho, en la primera reacción internacional, Perú anunció el retiro de su embajador en Caracas como medida de protesta.

«Frente a la gravedad de estos hechos, el Gobierno del Perú ha decidido retirar de manera definitiva a su Embajador en la República Bolivariana de Venezuela», dijo la cancillería peruana en un comunicado, en la primera reacción de un país latinoamericano.

BOGOTÁ, COLOMBIA/Agencias

Tu comentario

Comments are closed.