El gobernador de Cochabamba, Iván Canelas. (Internet)
El gobernador de Cochabamba, Iván Canelas. (Internet)

El gobernador Iván Canelas afirmó el miércoles que el Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa) y la Alcaldía de Cochabamba no están preparadas para recibir el agua de la represa Misicuni, al referirse a la ruptura de un ducto a pocas horas de que fueran abiertas las compuertas del embalse.

Canelas dejó en claro que la Empresa Misicuni y Semapa acordaron el envío de 450 litros por segundo hacia la ciudad de Cochabamba desde el martes.

“Eso nos demuestra que Semapa y la Alcaldía no están preparadas ni para recibir esa cantidad de agua mínima, porque se iba a dotar desde julio de 700 litros por segundo”, dijo a periodistas en La Paz.

El gobernador de Cochabamba lamentó que la oposición inmediatamente trate de “dañar” una de las grandes obras que el presidente Evo Morales logró concretar después de 64 años de dilaciones.

“Cochabamba por primera en 64 años puede garantizar agua y el Presidente garantizó una inversión de 140 millones de dólares para la tercera fase de Misicuni, para traer agua de (los ríos) Vizcachas y Putucuni”, argumentó.

En ese marco, Canelas rechazó la “actitud mezquina” y “falta de seriedad” en las críticas contra el proyecto Misicuni al subrayar que el mantenimiento de los ductos es una responsabilidad de Semapa y del alcalde José María leyes, representante de la oposición.

COCHABAMBA/ Tomado de ABI

Comments are closed.