001bEl pleno de la Cámara de Diputados aprobó el jueves por la noche, en grande y detalle, el proyecto de la Ley General de la Coca que reconoce 22.000 hectáreas legales de cultivos de la hoja milenaria en el país.

Ese proyecto sucederá a la Ley 1008 del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, vigente desde 1988, y revalorizará a la hoja en su estado natural.

“Es una ley que establece las zonas autorizadas y no autorizadas para el cultivo de la hoja de coca. Las zonas autorizadas en el departamento de La Paz con una extensión máxima de 14.300 hectáreas y el departamento de Cochabamba con una extensión máxima de 7.700 hectáreas”, informó la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño.

El documento aprobado, que será revisado en el Senado antes de su promulgación, regula el control estatal a la cadena de producción, comercialización, circulación, transporte, industrialización y exportación de la hoja de coca.

“Se establece en esta ley el apoyo a los productores de hoja de coca por parte del Estado, la promoción de la coca no solamente en el ámbito nacional, sino, también para la exportación; se identifica nichos potenciales en la industrialización”, explicó Montaño.

La aprobación de esa normativa deja atrás la tensión y movilizaciones de cocaleros de La Paz que demandaban mayores hectáreas autorizadas para sembrar coca y abastecer la demanda nacional del producto.

La Ley General de la Coca reconoce a la hoja de coca como “patrimonio cultural, originario y ancestral” y destaca que la hoja en su estado natural no es estupefaciente y que en Bolivia sirve para el acullico (masticado) y uso en rituales, medicina, alimentos, industria e investigación.

LA PAZ/Agencias

Comments are closed.