Petrolero gana de local a San José. (APG)
Petrolero gana de local a San José. (APG)

Tras jugar tres fechas en condición de visitante, el plantel de Petrolero volvió a casa y le ganó sin discusión a San José por 2 a 0 la tarde del domingo día que el estadio Federico Ibarra volvió a abrir sus puertas para albergar un encuentro oficial del Campeonato Apertura de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano.

En principio se había anunciado que el compromiso contra el santo se jugaría en el estadio Defensores del Chaco en Villamontes (Tarija), después la directiva decidió doblegar esfuerzos y conseguir que el escenario de Yacuiba vuelva a abrir sus puertas para que el plantel juegue sin inconveniente alguno en la población chaqueña y ante sus hinchas, que además al final no defraudó a los directivos.

Para el plantel chaqueño todo era alegría, pues jugaron en casa y a gusto, los futbolistas tenían más confianza y se fueron con todo contra el crédito orureño cuyos jugadores simplemente no hacen pie en este campeonato, la crisis económica que atraviesa el club pareciera que también afecta a los futbolístico, ni la renuncia del técnico Julio Alberto Zamora fue la solución, los jugadores perdieron la brújula y se mantienen entre los últimos de la tabla de posiciones.

Petrolero y San José comenzaron el partido con llamadas de atención, atacaron pero fue más el elenco chaqueño que hizo respetar su condición de local, además no querían perder en Yacuiba, menos ante un buen marco humano que tuvo que refrescarse debido al intenso calor que hacía en esta población, aunque son propios de la región.

La plantilla chaqueña encontró como carta de ataque en Enzo Maidana y Jeyson Quiñones quienes con la complicidad de sus compañeros hicieron tambalear la defensa de los santos en minutos fundamentales que les alcanzó para quedarse con la victoria. Mientras que el santo simplemente no encuentra los rumbos, por minutos mostró un buen fútbol, trató de recuperar espacios, atacó pero finalmente todo quedó en intentos y un verdadero dolor de cabeza al grupo que comanda el plantel.

El equipo de Petrolero se puso en ventaja en el minuto 20 mediante Maidana, el jugador pelea por la pelota tras un mal despeje de la defensa orureña, el jugador gana en el remate que además sorprende al arquero Carlos Franco que nada puede hacer para que la pelota ingrese al arco santo. Con el 1 a 0 parcial finaliza el primer tiempo y el compromiso de una mejor producción en la segunda etapa.

Los santos retornan al césped del Ibarra con una sólo idea, remontar el marcador, pero la tarea fue difícil hasta que finalmente terminaron dolidos por una nueva derrota. El segundo gol de Petrolero es convertido por Diego Ribero, acompaña la jugada que había generado el jugador Quiñones quien corre y habilita a Maidana, el jugador ve en mejor ubicación a Ribero en el minuto 69 prácticamente sella el resultado.

La segunda conquista del chaqueño llegó cuando el santo estaba jugando mejor, pero bien dicen que goles son amores y no buenas razones. Petrolero también se prepara para jugar la Copa Sudamericana en el siguiente mes, aunque por el momento no se conoce donde jugará la directiva convocó a sus hinchas para que apoyen al único representante del departamento de Tarija en la Liga boliviana. Tras jugar tres fechas en condición de visitante, el plantel de Petrolero volvió a casa y le ganó sin discusión a San José por 2 a 0 la tarde del domingo día que el estadio Federico Ibarra volvió a abrir sus puertas para albergar un encuentro oficial del Campeonato Apertura de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano.

En principio se había anunciado que el compromiso contra el santo se jugaría en el estadio Defensores del Chaco en Villamontes (Tarija), después la directiva decidió doblegar esfuerzos y conseguir que el escenario de Yacuiba vuelva a abrir sus puertas para que el plantel juegue sin inconveniente alguno en la población chaqueña y ante sus hinchas, que además al final no defraudó a los directivos.

Para el plantel chaqueño todo era alegría, pues jugaron en casa y a gusto, los futbolistas tenían más confianza y se fueron con todo contra el crédito orureño cuyos jugadores simplemente no hacen pie en este campeonato, la crisis económica que atraviesa el club pareciera que también afecta a los futbolístico, ni la renuncia del técnico Julio Alberto Zamora fue la solución, los jugadores perdieron la brújula y se mantienen entre los últimos de la tabla de posiciones.

Petrolero y San José comenzaron el partido con llamadas de atención, atacaron pero fue más el elenco chaqueño que hizo respetar su condición de local, además no querían perder en Yacuiba, menos ante un buen marco humano que tuvo que refrescarse debido al intenso calor que hacía en esta población, aunque son propios de la región.

La plantilla chaqueña encontró como carta de ataque en Enzo Maidana y Jeyson Quiñones quienes con la complicidad de sus compañeros hicieron tambalear la defensa de los santos en minutos fundamentales que les alcanzó para quedarse con la victoria. Mientras que el santo simplemente no encuentra los rumbos, por minutos mostró un buen fútbol, trató de recuperar espacios, atacó pero finalmente todo quedó en intentos y un verdadero dolor de cabeza al grupo que comanda el plantel.

El equipo de Petrolero se puso en ventaja en el minuto 20 mediante Maidana, el jugador pelea por la pelota tras un mal despeje de la defensa orureña, el jugador gana en el remate que además sorprende al arquero Carlos Franco que nada puede hacer para que la pelota ingrese al arco santo. Con el 1 a 0 parcial finaliza el primer tiempo y el compromiso de una mejor producción en la segunda etapa.

Los santos retornan al césped del Ibarra con una sólo idea, remontar el marcador, pero la tarea fue difícil hasta que finalmente terminaron dolidos por una nueva derrota. El segundo gol de Petrolero es convertido por Diego Ribero, acompaña la jugada que había generado el jugador Quiñones quien corre y habilita a Maidana, el jugador ve en mejor ubicación a Ribero en el minuto 69 prácticamente sella el resultado.

La segunda conquista del chaqueño llegó cuando el santo estaba jugando mejor, pero bien dicen que goles son amores y no buenas razones. Petrolero también se prepara para jugar la Copa Sudamericana en el siguiente mes, aunque por el momento no se conoce donde jugará la directiva convocó a sus hinchas para que apoyen al único representante del departamento de Tarija en la Liga boliviana. Tras jugar tres fechas en condición de visitante, el plantel de Petrolero volvió a casa y le ganó sin discusión a San José por 2 a 0 la tarde del domingo día que el estadio Federico Ibarra volvió a abrir sus puertas para albergar un encuentro oficial del Campeonato Apertura de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano.

En principio se había anunciado que el compromiso contra el santo se jugaría en el estadio Defensores del Chaco en Villamontes (Tarija), después la directiva decidió doblegar esfuerzos y conseguir que el escenario de Yacuiba vuelva a abrir sus puertas para que el plantel juegue sin inconveniente alguno en la población chaqueña y ante sus hinchas, que además al final no defraudó a los directivos.

Para el plantel chaqueño todo era alegría, pues jugaron en casa y a gusto, los futbolistas tenían más confianza y se fueron con todo contra el crédito orureño cuyos jugadores simplemente no hacen pie en este campeonato, la crisis económica que atraviesa el club pareciera que también afecta a los futbolístico, ni la renuncia del técnico Julio Alberto Zamora fue la solución, los jugadores perdieron la brújula y se mantienen entre los últimos de la tabla de posiciones.

Petrolero y San José comenzaron el partido con llamadas de atención, atacaron pero fue más el elenco chaqueño que hizo respetar su condición de local, además no querían perder en Yacuiba, menos ante un buen marco humano que tuvo que refrescarse debido al intenso calor que hacía en esta población, aunque son propios de la región.

La plantilla chaqueña encontró como carta de ataque en Enzo Maidana y Jeyson Quiñones quienes con la complicidad de sus compañeros hicieron tambalear la defensa de los santos en minutos fundamentales que les alcanzó para quedarse con la victoria. Mientras que el santo simplemente no encuentra los rumbos, por minutos mostró un buen fútbol, trató de recuperar espacios, atacó pero finalmente todo quedó en intentos y un verdadero dolor de cabeza al grupo que comanda el plantel.

El equipo de Petrolero se puso en ventaja en el minuto 20 mediante Maidana, el jugador pelea por la pelota tras un mal despeje de la defensa orureña, el jugador gana en el remate que además sorprende al arquero Carlos Franco que nada puede hacer para que la pelota ingrese al arco santo. Con el 1 a 0 parcial finaliza el primer tiempo y el compromiso de una mejor producción en la segunda etapa.

Los santos retornan al césped del Ibarra con una sólo idea, remontar el marcador, pero la tarea fue difícil hasta que finalmente terminaron dolidos por una nueva derrota. El segundo gol de Petrolero es convertido por Diego Ribero, acompaña la jugada que había generado el jugador Quiñones quien corre y habilita a Maidana, el jugador ve en mejor ubicación a Ribero en el minuto 69 prácticamente sella el resultado.

La segunda conquista del chaqueño llegó cuando el santo estaba jugando mejor, pero bien dicen que goles son amores y no buenas razones. Petrolero también se prepara para jugar la Copa Sudamericana en el siguiente mes, aunque por el momento no se conoce donde jugará la directiva convocó a sus hinchas para que apoyen al único representante del departamento de Tarija en la Liga boliviana.

YACUIBA/APG

Tu comentario

Comments are closed.