Ricardo Calla, sociólogo. (Fides)
Ricardo Calla, sociólogo. (Fides)

El sociólogo y exministro de Asuntos Indígenas y Pueblos Originarios, Ricardo Calla, aseguró anoche en el programa el Hombre Invisible de radio Fides que con la salida del excanciller David Choquehuana del gabinete gubernamental prácticamente se “barrió” con el grupo de Choquehunca y los espacios que dejó dicho grupos fueron ocupados por el grupo del vicepresidente Álvaro García Linera.

“Ahora que ha sucedido lo que ha sucedido puedo asegurar que se ha tratado de una barrida del grupo de Choquehuanca dentro del Gobierno”, dijo Calla quien es conocedor de lo que ocurre dentro del Gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Explicó que del gabinete salió también René Orellana que era del grupo de Choquehuanca y en vez de él ingresa Mariana Prado quien fue jefa de gabinete del vicepresidente García Linera.

Dijo que otro personaje que está vinculado a García Linera es Fernando Huanacuni, actual canciller, ya que Choquehunca despidió a Huanacuni de la Cancillería hace un año pero ahora vuelve como principal hombre en Relaciones Exteriores. “Volvió en la línea de Álvaro García Linera”, dijo.

En criterio de Calla la salida de la corriente o grupo de Choquehuanca se inició con la salida de Marcelo Zabalaga, expresidente del Banco Central de Bolivia, quien fue destituido de su cargo intempestivamente.

“Los que hacemos seguimiento sobre la composición y la estructura del Gobierno sabíamos que había una situación muy tensa dentro del gobierno porque Choquehuanca ha sido durante los 11 años el eje de uno de los polos, una de las fracciones importantes del MAS en la dinámica política del país, por el otro lado y en tensión permanente casi los 11 años estaba Álvaro García Linera”, indicó.

Según Calla, esta tensión estaba instalada inclusive previo al ascenso del MAS al gobierno lo que se ahondó con la crisis del agua que fue el detonante de su salida pues la exministra de Medio Ambiente y Aguas, Alexandra Moreira, y las exautoridades: de EPSAS y la Autoridad de Aguas, eran cuotas del grupo del excanciller.

“El costo político de la crisis del agua empezó a marcar efectos sobre la presencia de Choquehuanca”, dijo.

Calla explicó que las pugnas entre los dos grandes grupos, el de Choquehuanca y García Linera, inició previo al 2006 y durante el periodo de los gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Mesa ya que en ese tiempo mientras se constituía un grupo de trabajo político dentro del MAS, donde estaban personas muy notables y notorias, la vieja guardia fundadora, se acercaban otras personas destacadas como Antonio Peredo, Pablo Solón, Álvaro García y “se empezó a constituir un núcleo político que rebasaba la línea fundacional del MAS”.

Fue en ese contexto que se empezó a hablar sobre la candidatura de García Linera a la Vicepresidencia. “En estos años, 2004 hasta el 2006, fue incubándose una tensión entre los que iban a hacer los dos polos más fuertes de dinámica política y de luchas interna dentro del MAS, la competencia ha sido crecientemente más tensa y brusca, al punto de que estos dos hombres fuertes dentro del Gobierno iban disputándose espacios dentro del Gobierno y en  los Gabinetes, de modo permanente. Habían ministros alineados con Álvaro y otros alineados a David Choquehuanca”, afirmó Calla.

LA PAZ/Fides

Tu comentario

Comments are closed.