Festejo universitario en Sucre.(APG)
Festejo universitario en Sucre.(APG)

El plantel de Universitario pagó caro su falta de definición ya piensa en el partido de vuelta que jugará el viernes en tierras uruguayas. La “U” sometió a Montevideo Warderers por un apretado marcador (3 a 2) el lunes en el estadio Patria, de Sucre por el compromiso de ida de la Copa Libertadores de América.

El equipo capitalino comenzó el cotejo con un susto después que Sergio Blanco convirtió un golazo que desubicó a toda la defensa del plantel boliviano (minuto 6), el jugador aprovecha una maniobra colectiva del elenco, no deja de lado el pase largo para anotar con lo que la visita dejó más que claro que no había llegado a especular menos a mirar de arriba al rival boliviano.

Para la “U” ese gol fue un jalón de orejas que sirvió a los jugadores para que reaccionen, pero cometieron errores que a la postre les puede pasar una factura clara, ya que en este torneo es mejor una diferencia de goles para seguir en carrera, eso lo saben los futbolistas quienes en Montevideo están obligados a conseguir un buen resultado.

La persistente lluvia que cayó en Sucre también tuvo una cuota aparte para que el juego de ambos equipos tenga altibajos, aunque no fueron predominantes a la hora de la definición, también es verdad que el equipo Bohemio tropezó con inconvenientes en la línea de arco debido al nerviosismo del arquero Ignacio de Arruabarrena, quien cometió errores.

La representación boliviana consiguió el empate en el minuto 18 mediante Víctor Hugo Melgar, quien aprovecha un pase perfecto y lo cambia por un gol. El equipo tuvo la oportunidad de marcar la diferencia pero los nervios también los traicionaron y terminaron cediendo terreno, algo que no estaba en planes del cuerpo técnico.

El partido cobró mayor intensidad a partir del minuto 20, los jugadores del equipo capitalino estaban dispuestos a conseguir la desventaja, ingresan al terreno custodiado por Montevideo Wanderers cuyos jugadores en su intento de despejar la pelota toca con la mano, el árbitro paraguayo Ulises Mereles estaba cerca y no duda de cobrar la pena máxima.

Desde los 12 pasos el jugador Alexis Bravo acomoda la pelota, levanta la cabeza y observa a un nervioso arquero corre y con un remate al centro del arco dispone el 2 a 1, el jugador no le da chance al guardameta para poder reaccionar en el minuto 28.

En el segundo tiempo el futbolista Aldo Velasco (66´) consigue abrir la muralla humana que había formado el rival uruguayo, con una llegada rápida anota el 3 a 1, ese gol devuelve la sonrisa a los hinchas quienes en el segundo tiempo del cotejo soportaron una persistente llovizna que no permitió que la fiesta sea completa.

La “U” comenzó a fallar en la definición, los jugadores dejaron escapar la oportunidad que se les presentó y la victoria apretada no es prenda de garantía. El elenco de Montevideo resta en el marcador en el minuto 78 mediante Cristian Palacios. Después de esa conquista las llegadas fueron más numerosas, pero el local perdonó o mejor pagó caro su falta de definición.

SUCRE/APG

Tu comentario

Comments are closed.