Un grupo de feministas protestan contra el presidente Trump. (BBC)
Un grupo de feministas protestan contra el presidente Trump. (BBC)

Centenares de manifestantes y la policía se enfrentaron hoy en Washington con motivo de la toma de posesión del presidente Donald Trump, con el lanzamiento de rocas y gases lacrimógenos que dejaron más de 90 detenidos y “daños materiales significativos” en el centro de la capital.

La confrontación ha dejado “varios heridos leves, alrededor de 90 detenidos y daños significativos” en establecimientos y vehículos, indicó Peter Newsham, director interino de la Policía de Washington en un comunicado.

“Es una pena que haya tenido que ocurrir. Sabíamos que iba a ser un día largo. Cualquiera que piense que puede venir aquí y violar la ley, nos lo vamos a llevar detenido”, agregó Newsham.

Los enfrentamientos comenzaron desde primera hora de la mañana, con la ruptura de las ventanas de varios establecimientos comerciales, y se recrudecieron al mediodía en la confluencia de las calles 12 y K en el centro de Washington, después de que Donald Trump asumiera oficialmente la Presidencia.

Los manifestantes quebraron las ventanas de diversos automóviles, entre ellos uno de policía, y quemaron papeleras, mientras que las fuerzas de seguridad respondieron con gases lacrimógenos para tratar de dispersar a los protestantes.

Por ahora, sin embargo, los temidos enfrentamientos entre seguidores de Donald Trump y manifestantes no se han producido.

Washington se encuentra fortificada con un enorme despliegue de seguridad y calles cortadas por los actos de la toma de posesión del presidente Trump.

WASHINGTON/Agencias