Penitenciaria Agrícola de Monte Cristo en Roraima, Brasil. (Veja)
Penitenciaria Agrícola de Monte Cristo en Roraima, Brasil. (Veja)

Al menos 33 personas murieron este viernes tras un motín en una cárcel en el estado de Roraima, situado al norte de Brasil, según confirmaron las autoridades.

Este suceso se produce menos de una semana después de que otro levantamiento en una prisión dejara más de 50 fallecidos en Manaos, en el estado de Amazonía.

Las autoridades, por ahora, no especificaron los motivos de este nuevo motín en la Penitenciaria Agrícola de Monte Cristo (Pamc), en Boa Vista, la capital de Roraima. Sin embargo, la Secretaría de Justicia y Ciudadanía informó que la situación en el penal «está bajo control» y las diferentes unidades de seguridad han tomado el interior de la cárcel.

Según informaron agentes -citados por el diario brasileño O Globo- la revuelta comenzó hacia las tres de la mañana. En el presidio hay unos 1,500 reos y en el momento del motín se encontraban 15 agentes penitenciarios. Según relatos recogidos por el diario, los cuerpos han sido decapitados.

Precisamente, el pasado mes de octubre otros 10 reos fallecieron durante una pelea entre clanes rivales en el Pamc, la mayor cárcel de Roraima, un estado fronterizo con Venezuela y Guayana.

La reyerta en Manaos se produjo entre dos facciones rivales y duró más de 15 horas en un complejo penitenciario. Esta matanza convirtió en la masacre más grande de la historia en un presidio en dicho estado, según informó Sergio Fontes, secretario de Seguridad Pública.

El sistema carcelario de Brasil atraviesa por una fuerte crisis que obligó a Alexandre de Moraes, ministro de Justicia en Brasil, a reconocer la situación y alertar sobre las posibles guerras que se podían desencadenar entre diferentes facciones rivales dentro de las cárceles por todo el país.

BRASILIA/Agencias

Comments are closed.