Vecinos de Villa Adela en la puertas de la parroquia   Cuerpo de Cristo. (Twitter)
Vecinos de Villa Adela en la puertas de la parroquia Cuerpo de Cristo. (Twitter)

Los vecinos de Villa Adela de El Alto iniciaron una vigilia en defensa de la Fundación Cuerpo de Cristo (FCC), creada en por el padre Sebastián Obermaier, pues Alejandro Zapata y Melba Gutiérrez, quienes se declararan nuevos directores de la institución quieren reasumir sus funciones con el argumento de ser fundadores  y estar respaldados por el estatuto de la organización.

El actual director de la FCC, Gregorio Condori, indicó: “Al momento las juntas vecinales están molestas y realizando una vigilia en la puerta de la Fundación, para evitar que estas personas ingresen y aseguran que no permitirán que la política manche a la Fundación”.

Condori recordó que el padre Obermaier dejo una “testamento” semanas antes de su muerte, el 2 de agosto de 2016, donde determina quienes serán los directivos de la FCC una vez que fallezca.

“El padre (Obermaier) lo dejó escrito con su puño y letra, dejando en claro que solo ellos pueden invitar a otras personas para que formen parte, los encargados son los que trabajaron hasta el último día con él como: Ruth Pacosillo, Pavel Padilla, Rodolfo Rojas y Juan Carlos Tacachirra”, explicó Condori, quien también es parte de los “herederos” del religioso alemán.

“Si en el futuro, a causa de mi partida al cielo aparecen otros miembros o se declaran miembros antiguos o miembros fundadores de la Fundación Cuerpo de Cristo, es falso. No son miembros del directorio. Todos renunciaron y se alejaron, quedando en toda su integridad fuera de la Fundación. Mi voluntad, como presidente vitalicio, es que los miembros que hoy he invitado den continuidad a las obras sociales”, escribió Obermaier en el acta de la FCC de 30 de julio de 2016, que es tomado  como su testamento.

Luego del fallecimiento del religioso los compenentes de directorio que acompañaron a Obermaier hasta su fallecimiento, se reunieron y bajo supervisión de monseñor Eugenio Scarpellini , Obispo de El Alto, y decidieron elegir como presidente del directorio al padre Pavel Padilla.

Según información de los vecinos:  Alejandro Zapata, dejo la FCC para trabajar con el exalcalde de El Alto, José Luis Paredes en 2003, con quien siguió en la Prefectura de La Paz y después ser elegido diputado por Plan Progreso y terminó en filas del Movimiento al Socialismo (MAS).

Melba Gutiérrez abandonó la fundación cuando el exalcalde de El Alto Edgar Patana amenazó con fiscalizar la FCC  en 2011.  Gutiérrez y después inicio un proceso laboral exigiendo el pago 134 mil 200 dólares por beneficios sociales. La exdirectora fue expulsada por deslealtad por Obemaier.

Los dos exdirectores exigen sus derechos con base al estatuto de la FCC, que determina una serie de pasos para dejar de ser parte de la dirección y según ellos estas etapas no se  cumplieron, por lo que siguen habilitados para reiniciar sus tareas, por lo que deben asumir funciones de inmediato.

Según dijo Zapata la fundación debería convertirse en una la gestora de la obras del Gobierno en El Alto.

EL ALTO/Fides

Comments are closed.