Paula Narváez, vocera dela presidencia de Chile. (Nueva Mayoría)
Paula Narváez, vocera dela presidencia de Chile. (Nueva Mayoría)

El Gobierno de Michelle Bachelet respondió escuetamente este domingo a las acusaciones pronunciadas este sábado por el presidente de Bolivia, Evo Morales, sobre supuestas amedrentamientos de Chile hacia quienes apoyan la demanda marítima altiplánica.

«A presidentes, gobiernos o instituciones que expresan apoyo a Bolivia, (que piden) que se haga justicia con Bolivia, después amedrentan telefónicamente», manifestó Morales, sobre la restitución del acceso al mar perdido en 1879.

Al respecto, la ministra vocera de Gobierno de Chile, Paula Narváez, consultada por estos dichos, afirmó que «no compartimos para nada el tono de los dichos del presidente Morales, quien durante el último tiempo ha desarrollado afirmaciones que no están a la altura de lo que deben ser las relaciones entre los países».

Bolivia demandó en 2013 a Chile ante la Corte Internacional de La Haya, en procura de que ese tribunal obligue a su vecino austral a negociar y concederle una salida soberana al Pacifico, que el país andino perdió en una guerra del Siglo XIX.

Chile entregó el pasado julio a la Corte su respuesta oficial a la demanda de Bolivia, que ahora tiene plazo hasta el próximo marzo para presentar una réplica a los argumentos de Santiago, que podrá posteriormente presentar una dúplica, antes de que el juicio entre en la fase de los alegatos orales.

Bolivia tiene plazo hasta el próximo 21 de marzo para presentar su réplica en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por su demanda marítima, mientras que Chile deberá entregar su dúplica hasta el 21 de septiembre.

SANTIAGO DE CHILE/Agencias

 

Tu comentario

Comments are closed.