Los presidentes de Bolivia y Venezuela, Evo Morales y Nicolás Maduro, acudieron a la isla para despedir a su amigo Fidel. (Milenio)
Los presidentes de Bolivia y Venezuela, Evo Morales y Nicolás Maduro, acudieron a la isla para despedir a su amigo Fidel. (Milenio)

El presidente Evo morales partió el sábado de la base aérea de Cochabamba rumbo a Cuba, segunda visita en menos de cinco día, para asistir al funeral de Fidel Castro, fallecido el viernes 25 de noviembre.

Morales, en un breve contacto con los medios estatales, manifestó que recibió una invitación personal del presidente de la isla, Raúl Castro, para dar el último adiós a Fidel, por lo que decidió asistir.

Aseveró que las ideas del líder de la Revolución Cubana estarán presentes toda la vida y que el pueblo boliviano, al margen de agradecer su respaldo y colaboración, acompaña a los cubanos en este momento, que pese a toda la fortaleza es de dolor por la pérdida de un «hombre histórico».

Destacó que nadie pudo tumbar a Fidel, sólo la vida y la edad, pues recordó que sufrió constantes atentados y conspiraciones.

Dijo que el legado que Fidel deja a los bolivianos y latinoamericanos es la solidaridad, la lucha permanente contra el imperio, por la salud, educación y alimentación, además de la soberanía y libertad.

Las cenizas de Castro se trasladan desde el miércoles en un cortejo fúnebre desde La Habana hasta Santiago de Cuba.

Según medios de prensa, Castro cumplió 90 años en agosto y su país organizó todo tipo de homenajes, en previsión de que pasara lo peor, pues su salud estaba marcadamente deteriorada.

COCHABAMBA/ Con datos de ABI

Tu comentario

Comments are closed.