Minuto de silencio por las víctimas del accidente aéreo de Colombia. (APG)
Minuto de silencio por las víctimas del accidente aéreo de Colombia. (APG)

Guabirá se desplomó frente a The Strongest y sufrió otra caída este jueves por la tarde en el estadio Gilberto Parada, donde el local fue víctima de un triplete de parte de Pablo Escobar, quien colocó su selló en esta victoria por la cuenta de 3-0 en el cotejo reprogramado de la décima segunda fecha del torneo Apertura.

El cuadro de Montero entregó la iniciativa a los atigrados y pagó caro esa negligencia con una derrota que lo hunde en la última casilla del torneo, mientras en el otro lado, el Tigre ha acortado la brecha con Bolívar a sólo tres puntos cuando restan cinco jornadas para definir al campeón del torneo liguero.

Escobar volvió a dejar huella en The Strongest con este triplete, cuyos goles fueron marcados a los 24´, a los 61´y a los 88´ y devuelven la tranquilidad a los aurinegros mientras aumenta la presión sobre el puntero.

El capitán del cuadro de Achumani abrió la cuenta con un disparo de zurda (1-0) después de abrirse camino de manera diagonal sorprendiendo en velocidad a los defensores para quedar con el arco en la mira y lanzar un potente remate.

El trabajo del resto del equipo tuvo una buena nota y fue Escobar el que le dio el punto final a las acciones decisivas para concretar esta victoria. Fabricio Pedrozo encontró un hueco en la defensa de los Diablos Rojos para ceder la pelota y Escobar quedó cara a cara con el arquero Carlos Arias para anotar el 2-0 enviando el balón por encima del guardameta.

El once oro y negro estaba con la ambición de llevarse una victoria por una mayor diferencia de goles. Con esa idea plasmada en el terreno de juego, el Tigre fue acumulando más oportunidades y consiguió la tercera conquista cerca del final con otra acción individual excelente de Escobar, quien ingresó al área, encaró a Arias y con un movimiento lo dejó a un lado para mandar la pelota contra las redes.

Los hombres del entrenador César Farías dejaron sin aire a Guabirá durante todo el encuentro. El primer tiempo fue para la visita con ocasiones que fueron controladas por Arias y en el complemento las cosas se mantuvieron con ese ritmo sin que los azucareros puedan salir de la presión.

Antes de este compromiso, el elenco de Montero perdió al director técnico Federico Justiniano – uno de los artífices para el regreso al profesionalismo-, ya que los malos resultados obligaron a su salida y para el duelo contra The Strongest la dirigencia le dio el interinato a Hugo Sosa sin éxito porque otra derrota se agrega a su gris campaña.

El cambio en la dirección técnica no trajo un buen resultado, la falta de fútbol siguió siendo un mal dentro de la estructura de los azucareros. Tampoco hay una actitud diferencia de parte de los futbolistas.

MONTERO/APG