Jugadores de Bolívar abandonan  el campo del Tauichi Aguilera. (Late)
Jugadores de Bolívar abandonan el campo del Tauichi Aguilera. (Late)

Oriente Petrolero no pudo ganar ni pudo incomodar a Bolívar en su camino hacia la consolidación como líder y rescató un empate en el complemento (1-1), resultado que impide que el cuadro cruceño se acerque a paso firme hacia los primeros lugares, completada la décima quinta fecha del torneo Apertura la noche de este domingo en Santa Cruz.

Esta paridad deja a Oriente Petrolero más lejos de subir al segundo peldaño, porque deja ir valiosos puntos en condición de local y en el lado de los visitantes el panorama quedó de la siguiente manera: de las cinco unidades de ventaja con las cuales ingresó a esta jornada, los celestes quedaron con tres por encima del escolta, The Strongest, en una situación de alerta.

La Academia subió el primer gol en el marcador a los 43 minutos, cuando un avance por la derecha fue transformado por Leonel Justiniano en un centro que atravesó el corazón del área hasta caer en los píes de Juan Miguel Callejón, quien resolvió la jugada con un disparo de derecha colocado al costado inferior izquierdo del pórtico y la puntería del ibérico ayudó a tomar la delantera.

La igualdad cayó a los 57 minutos con una definición con la pierna izquierda de José Meza dentro del área chica ante un centro de tiro de esquina; la defensa celeste quedó estancada y descuidó la marcación del futbolista venezolana, mientras el golero Diego Zamora confió en que sus centrales se encargarían de esta pelota y no salió a cortar el servicio.

El plantel orientista tuvo un progreso en su juego luego de la obtención del 1-1, ese tanto le sirvió de impulso y colocó a Bolívar contra la pared y en apuros para despejar los balones que caían dentro y en las inmediaciones del área. La inseguridad en la última zona era aprovechada por los verdolagas.

Después de sufrir estos pasajes de tensión debajo de su arco, la Academia recuperó la calma y buscó las salidas para responder a estos ataques. Los celestes dieron con las rutas y vieron que el local era vulnerable en la marcación, así una habilitación llegó a Gastón Cellerino, quien tuvo el arco delante y su definición fue obstruida por Viscarra a los 70 minutos.

Luego de esas duras lecciones, estos equipos mejoraron el trabajo en la línea defensiva y dejaron sin espacio suficiente para que los delanteros puedan causar mayor daño y los disparos de larga distancia fueron una alternativa que no rindió frutos en los minutos finales del encuentro.

En el lado de los albiverdes, Viscarra cumplió una buena labor en esta recta final marcada por las emociones que brindaron con cada aproximación. El guardameta mandó a tiro de esquina los disparos que llegaban a su arco.

En los primeros 45 minutos hubo acciones de peligro en los dos arcos; Zamora colocó su humanidad delante de Carmelo Algarañaz para salvar el arco a los 12´, mientras en el cierre de la etapa inicial (41minutos) Callejón desvió su disparo ante una buena habilitación.

SANTA CRUZ/APG

Comments are closed.