Uno de los mensajes de muerte que una de las cinco pandillas de Sivingani escribió en una casa. (Los Tiempos)
Uno de los mensajes de muerte que una de las cinco pandillas de Sivingani escribió en una casa. (Los Tiempos)

Dos adolescentes y un joven de 18 años edad, acusados de haber torturado y quemado vivo a otro adolescente, Javier Canchi Choque (17), fueron capturados y guardan detención preventiva.

El mayor de edad Gustavo C. V. fue enviado a la cárcel de máxima seguridad de El Abra en Cochabamba, mientras que los otros dos: un varón y una mujer, esta última exnovia de Canchi, fueron remitidos al Centro de Infractores Cometa.

“Han sido sometidos los aprehendidos al juez jurisdiccional, a una audiencia de medidas cautelares, han ordenado que el mayor de edad sea remitido El Abra y el resto en el Centro de Rehabilitación Cometa. Entonces obviamente que la fiscalía tenía todos los elementos para imputar y el juez cautelar ha determinado lo que corresponde”, informó anoche el comandante departamental de la Policía, coronel Elvin Baptista.

El pasado sábado un grupo de integrantes de la pandilla Cartel Centra y Teddy Boys roció con gasolina a Javier Canchi ha pedido, supuestamente, de su exenamorada de 15 años quien lo habría citado en la cancha de la mancomunidad de Sivingani que está ubicada en la zona sur de Cochabamba. Los miembros de la pandilla lo dejaron ardiendo en llamas, pero los vecinos del lugar lo auxiliaron y lo llevaron al hospital, sin embargo murió el domingo por la noche en el Hospital Viedma con el 99 por ciento de  su cuerpo quemado.

Tras este hecho que consternó al país el coronel Baptista aseguró que harán un seguimiento al avance del proceso y que aportarán todas las pruebas para que la Fiscalía tenga los elementos de prueba para sustentar el caso.

Explicó que el delito del que se acusa a los aprehendidos es por asesinato pues hubo premeditación, ensañamiento y alevosía. Recordó que para este tipo de casos la condena es 30 años sin derecho a indulto.

El hermano de Javier pidió que se aplique la pena máxima a los involucrados en la muerte de su hermano, además denunció que antes del hecho Javier ya había sido amenazado.

“Mi hermano ya no le daba interés a ella y por eso se ha vengado, ese día por la mañana habían discutido, pero ella ya le había amenazado”, indicó.

COCCHABAMBA/Fides

Tu comentario

Comments are closed.