cementerio_todos_santos_3020161102En el “Día de los Difuntos”, en Bolivia la tradición reúne a la familia primero en sus hogares alrededor de la “mesa altar”, preparada con ofrendas de abundantes flores, panes, dulces, mucha fruta, guirnaldas multicolores, cañas de azúcar, piñas, agua, comida del gusto del difunto, además de velas y cirios en algunos casos y muchas rezos, que son retribuidos con porciones pan y todo tipo de horneados.

El 2 de noviembre, pasado el mediodía, cuando el difunto se hubiera marchado de la casa familiar, tras recibir las ofrendas materiales y los rezos de lo suyos, se recoge la mesa y se va al cementerio donde se arma el altar con todas las ofrendas utilizadas en casa.

El rito del “Día de los Difuntos” no excluye el uso de la música que hubiera gustado el extinto, lo que en los ambientes rurales se celebra con el “amayapinquillu”, lo que convierte al rito, muchas veces, en un ambiente festivo de agasajo a una visita muy querida y esperada.

Mesa del Día de los Difuntos. (APG)
Mesa del Día de los Difuntos. (APG)

 

LA PAZ/Con datos de la SMC

Comments are closed.