Reunión Gobierno - COB. (ABI)
Reunión Gobierno – COB. (ABI)

El Gobierno ratificó a la Central Obrera Boliviana (COB) que este año no se pagará el segundo aguinaldo en apego estricto al decreto que implementó su vigencia y que establece un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) por encima del 4,5%, de lo contrario afectaría la economía nacional y pondría en riesgo la inversión y el empleo, informó el sábado el vicepresidente Álvaro García Linera.

En conferencia de prensa en Palacio de Gobierno, donde los dirigentes de la COB se reunieron con el presidente Evo Morales y con los ministros de Economía, de la Presidencia y de Trabajo, García Linera informó que se explicó a la COB que esa medida que surgió del Jefe de Estado para redistribuir de mejor manera la riqueza tiene sustentos técnica y económicamente obligatorios para no afectar la economía nacional y para un crecimiento sustentable.

“El diálogo ha girado en torno al segundo aguinaldo, nosotros hemos explicado con meridiana claridad que desde el año 2006, desde el primer día que hemos asumido la gestión de gobierno todas las medidas que hemos tomado, absolutamente todas siempre han sido y siempre serán para beneficiar a los trabajadores, para cuidar a los trabajadores, para proteger a los trabajadores para ampliar derechos de los trabajadores”, explicó.

Recordó que el segundo aguinaldo no surgió a través de una demanda sindical de la COB o de algún otro sector, sino de la intención del Primer Mandatario de distribuir de mejor manera la riqueza tomando en cuenta el crecimiento de la economía.

En esa medida remarcó los esfuerzos del Gobierno para mejorar el salario mínimo nacional han sido constante desde los 400 bolivianos que se pagaban en 2006, año del inicio de la gestión, hasta los 1.800 bolivianos de la actualidad, además de la permanente ampliación de los derechos de los trabajadores.

Reveló que tras la idea del presidente de pagar un segundo aguinaldo, se reunió el gabinete para revisar cifras y datos y recomendó pagar ese beneficio con el 5% de crecimiento del PIB, mientras el Jefe de Estado proponía pagar con el 4%.

García Linera explicó que se volvieron a revisar datos  y se estableció que el segundo aguinaldo sólo se podría pagar con un crecimiento de más del 4,5% sin afectar la inversión los nuevos empleos, incluso los empleos existentes.

“Esto hemos explicado a la COB con detalle, ellos no conocían que el segundo aguinaldo no fue una propuesta COB sino fue una iniciativa personal del Presidente para garantizar la redistribución de la riqueza, pero que no afecte  la inversión privada y pública para genera más empleo”, puntualizó.

“Es esa responsabilidad y esa madurez que hemos pedido a los hermanos de la COB que sepan entender que el gobierno nunca va a tomar medidas que afecten la economía del trabajador, pero que cada medida que toma el gobierno es con responsabilidad, no es para obtener el aplauso es para garantizar bienestar duradero de la población”, complementó.

LA PAZ

Comments are closed.