El ministro de Gobierno Carlos Romero.
El ministro de Gobierno Carlos Romero.

El Ministerio de Gobierno desmintió esta mañana, mediante un comunicado, que el operativo policial que se realizó esta madrugada en Viloco para capturar a un minero cooperativista haya dejado un herido de bala, es más, aclaró que los efectivos dejaron el lugar sin ningún tipo de contacto físico o represalia.

Según el Ministerio de Gobierno “un operativo de la Policía Boliviana para capturar a uno de los presuntos partícipes del asesinato del exviceministro de Régimen Interior y Policía, Rodolfo Illanes, en la población de Viloco, esta madrugada fue obstaculizado por agresiones de comunarios de esa localidad”.

El comunicado también explica que “los policías que realizaban la operación para capturar a un sospechoso de ese crimen se retiraron del lugar sin producir ningún tipo de contacto físico o represalia, pese a la agresividad demostrada por los pobladores”.

El delegado de Asamblea Jurídica de Derechos Humanos de  El Alto David Inca, denunció esta mañana que un grupo de encapuchados ingreso a las 03.00 a la casa de Erasmo Aparaya en dicha localidad y le hirieron con un disparo en la boca. Erasmo es primo de Rubén Aparaya Pillco muerto el 25 de agosto en los enfrentamientos de Panduro entre cooperativistas mineros y Policías.

La cartera de estado también denunció que el activista de Derechos Humanos de la ciudad de El Alto, David Inca, incurre en un delito por informar falacias sobre “un supuesto herido de bala provocado por ese operativo policial”.

“El Señor Inca anteriormente denunció, igualmente sin pruebas, que los cooperativistas aprehendidos por el asesinato del ex Viceministro Illanes fueron torturados. En lugar de defender los derechos humanos, el Señor Inca incurre en complicidad con los autores de ese hecho de sangre”, dice parte del comunicado.

LA PAZ/Fides

Comments are closed.