René Ticona, dirigente fabril. (Fides)
René Ticona, dirigente fabril. (Fides)

El secretario de relaciones de la Federación de Fabriles de La Paz, René Ticona, aseguró en el programa el Café de la Mañana de radio Fides que el pago del segundo aguinaldo, los pasados años, dejó despidos de trabajadores, cierre de empresas y el crecimiento de la informalidad, por lo que no hay trabajos dignos para los fabriles.

“El efecto del segundo aguinaldo para los trabajadores fue: despidos, cierres de empresas. Las empresa que medianamente emplean legalmente con seguro y aportes a la AFPs que les dan mejor condición al trabajador han ido a migrar a la informalidad, hay muchas microempresas y quién está explotado ahí, quién está en malas condiciones, es el trabajador”, explicó.

Indicó que los trabajadores que fueron despedidos de Enatex lo están viviendo en carne propia. “No hay un trabajo digno, lo único es que se está llevando a los talleres a trabajar por 1.500, 1.600 bolivianos, ni siquiera por el mínimo nacional y, cuántas horas de trabajo, 10 horas, 12 horas, esa es la parte negativa que ha tenido el segundo aguinaldo”, sostuvo.

En criterio de Ticona, antes de lanzar el segundo aguinaldo el Gobierno debería haber trabajado con la Central Obrera Boliviana (COB) para analizar las consecuencias. “Si tanto cariño se tenían (COB-Gobierno) en esa oportunidad, cuando estaba Juan Carlos Trujillo, si tanto amor se tenía deberían haber conversado y no lanzar (la medida) viendo su termómetro político y ahora son la consecuencias. Para nosotros (el doble aguinaldo) es un derecho adquirido”, argumentó.

También cuestionó a los dirigentes de la COB y dijo que la organización de los trabajadores tiene que desmarcarse de la alianza que tiene con el Gobierno pues gracias a dicho pacto el Ejecutivo los mantiene callados.

Por otro lado denunció que desde el 25 de julio hasta la fecha no ha habido ninguna reunión para hablar sobre la reincorporación de los trabajadores despedidos de Enatex.

LA PAZ/Fides

Comments are closed.