Parte de los vehículos recuperados de los estafadores. (Fides)
Parte de los vehículos recuperados de los estafadores. (Fides)

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de El Alto aprehendió el viernes a siete personas que eran parte de una banda de estafadores, los cuales prometían una renta mensual de 10.000 bolivianos a propietarios de vehículos por prestar servicio a instituciones financieras transportando su personal, pero la promesa solo era el pretexto para obtener los papeles de los automotores, los cuales eran “clonados” y después empeñados a personas y casa comerciales o en algunos casos vendidos, informó el director de esta unidad de la Policía, Erick Millares.

“A denuncia de un grupo de más de 20 personas se inició la investigación en la Unidad de Delitos Económicos y Financieros contra siete ciudadanos que decían tener un servicio de alquiler de vehículos. El gancho de estos estafadores era el ofrecimiento de una renta de 10 mil bolivianos al mes por prestar automóviles para transportar personal de bancos y otras instituciones financieras y el único requisito que pedían a los propietarios era una copia de los papeles de propiedad, del certificado Ruat”, explicó el coronel Millares.

Después continuó con el relato el policía: “Una vez que conseguían los papeles estos eran falsificados y se les cambiaba el nombre del propietario y algunos eran empeñados en distintos comercios o vendidos de manera abierta solo con los papeles”.

Según la investigación de la Policía corroborado por los testimonios de las víctimas algunos de los vehículos fueron vendidos, pues se pagó rentas anticipadas a los propietarios para que entreguen los automotores a los delincuentes.

Hasta la mañana de hoy se tenían como denunciantes a 20 personas, pero uno de los estafados dijo que son muchos más por lo menos unos 80, porque fueron captando víctimas por sindicatos de transporte de El Alto, tanto minibuses, como otro tipo de motorizados.

Uno de los estafados contó como actuaba esta banda de delincuentes “Se acercaban a las paradas de los minibuses e indicaban que eran una empresa de transporte de persona y prometían una renta mensual de 10 mil  bolivianos, por dos o tres horas de trabajo, pero buscaban los vehículos nuevos y también pedían modelos determinados”.

La búsqueda de vehículos, no se limitaba a los minibuses, porque entre los denunciantes hay propietarios de radiotaxis, vagonetas y buses.

La Policía aseguró que la investigación sigue abierta por lo que no se descarta más aprehensiones como la suma de más víctimas.

EL ALTO/Fides

 

 

Comments are closed.