Feliciano Mamani en la Fiscalía de La Paz. (APG)
Feliciano Mamani en la Fiscalía de La Paz. (APG)

Feliciano Mamani, presidente de la Federación Departamental de Cooperativas Mineras de Oruro (Fedecomin), quien fue acusado por el ministro de Gobierno, Carlos Romero, de ser parte del grupo que asesinó al viceministro Rodolfo Illanes y después la Fiscalía lo liberó, sostuvo este lunes que nunca estuvo ni clandestino ni oculto y menos participó en los hechos de Panduro.

“El jueves cuando fui detenido en Cochabamba no entendía que pasaba, porque en ningún momento estuve en la clandestinidad ni oculto. Al día siguiente que concluyó el bloqueo ya estaba trabajando en mi actividad normal en Oruro y a la vista de todos”, indicó Mamani.

Recordó que él no participó en el bloqueo de la zona de Panduro, pues tenía otras tareas que cumplir al interior de la movilización.

El ministro Romero afirmó el viernes en conferencia de prensa que Feliciano Mamani había tenido participación directa en la muerte de Illanes y que había sido buscado por las unidades de inteligencia que lo encontraron y aprehendieron el jueves pasado en la ciudad de Cochabamba al concluir en congreso de las cooperativas mineras.

El sábado la Fiscalía de La Paz lo dejo en libertad a Mamani por considerar que no había suficientes pruebas para enviarlo ante un juez de medidas cautelares, casi de inmediato el Ministerio de Gobierno mediante sus cuentas en redes sociales indicó que el cooperativista seguirá siendo investigado.

“Sobre lo que paso agradecer a Dios, a mi familia a mis compañeros cooperativistas que estuvieron a mi lado y decir a nuestros hermanos que aún están presos que no los abandonamos y una prueba de ello es mi libertad”, sostuvo Mamani quien retornó a su actividad en Fedecomin.

 

 

 

 

Comments are closed.