El presidente Evo Morales, en Ginebra Suiza. (ABI)
El presidente Evo Morales, en Ginebra Suiza. (ABI)

“Hemos presentado la nota de protesta rechazando categóricamente la inusitada intervención del presidente (boliviano) Evo Morales”, ha afirmado este lunes la embajadora chilena ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (CDHNU), Marta Mauras.

En un discurso pronunciado el viernes ante la entidad, el dignatario boliviano denunció el tratado denigrante y discriminatorio que sufren los bolivianos por parte de las autoridades chilenas, a las que acusó de violar los derechos de los transportistas bolivianos de múltiples maneras, poniendo como ejemplo la negativa de Chile al ingreso del canciller boliviano, David Choquehuanca, al puerto chileno de Arica para hacer algunas inspecciones el pasado 18 de julio.

Por su parte, la diplomática chilena ha lamentado que “los términos ofensivos y difamatorios usados hacia la autoridad y pueblo de Chile no hacen más que generar enemistad y odio entre los pueblos hermanos”.

“Estas acusaciones discriminatorias solo hacen que fomentar el odio y la enemistad entre dos pueblos que son hermanos. Estos comentarios no solo son insultantes sino que también son peligrosos”, ha subrayado.

Además, Mauras ha tildado de “acusaciones falsas” y “sin evidencias” las denuncias del jefe del Estado boliviano, que supusieron asimismo, a su juicio, una falta de respeto a la dignidad del CDHNU y una distracción para su importante tarea.

También ha explicado la representante que ninguna de las supuestas violaciones de las que Bolivia acusa a Chile ha sido probada por los cuatro relatores especiales de la ONU que han visitado el país austral en los últimos años.

GINEBRA, SUIZA/Agencias