Final del juego The Strongest con Real Potosí. (APG)
Final del juego The Strongest con Real Potosí. (APG)

Debido a la falta de efectividad, The Strongest sólo sumó uno de los tres puntos que tenía previsto acumular la noche de este miércoles cuando enfrentó a Real Potosí, en el estadio Hernando Siles. Con un marcador en blanco el elenco paceño dejó pasar la oportunidad de aproximarse a los primeros lugares en el torneo Apertura.

El Tigre se hundió en su desorden y en la falta de efectividad que le pasaron una factura costosa. En este cotejo reprogramado de la tercera fecha apareció la chance de apararse en un mejor sitio, pero la falta de coordinación y la carencia de un jugador desequilibrante en la zona ofensiva fue una enorme piedra que no pudo mover el elenco.

Los gualdinegros tuvieron más tiempo la pelota, ese control de las acciones era insuficiente frente a la ausencia de la línea de juego que le lleve hacia un destino victorioso. Ni el concurso de su capitán Pablo Escobar ayudó a salir de los problemas. Cuando faltaban 20 minutos para el final el técnico César Farías sacó a Escobar del terreno de juego y el paraguayo naturalizado boliviano dejó el campo disgustado; era el reflejo de lo que sentía el equipo.

Real Potosí estaba con los mismos planes que el anfitrión de la fecha: con una victoria continuaría con su ascenso. El planteamiento de los realistas fue coherente con una sólida labor de la última línea y del arquero Eder Jordán. Por el coraje y el esfuerzo, estos jugadores se llevaron los elogios de los pocos parciales potosinos en el estadio de la zona de Miraflores.

Durante todo el primer tiempo el Tigre acechó el arco de los lilas. El plantel atigrado dispuso de ocasiones para abrir la cuenta, sin embargo a Matías Alonso y a Manuel Arteaga les faltó convicción para sellar la jugada en ataque.

Los lilas tenían elemento humano con el cual trabajar en el mediocampo y producir fútbol. Uno de esos pilares fue Rubén de la Cuesta, quien en los pocos contactos con sus compañeros de ataque pudo encontrar falencias entre los defensores gualdinegros.

En el complemento se vieron las mismas escenas en el escenario deportivo. Las modificaciones de Farías en lugar de encontrar respuestas dejaron al plantel con más dudas en su rendimiento y en la parte final con desorden trató de alcanzar la victoria.

Jordán atajó todos los balones que llegaron a su arco, con ese buen rendimiento y una defensa consolidada, el técnico David de la Torre pidió añadir el factor sorpresa y esa cuota llegó con el ingreso de Wílder Salazar. Real Potosí estaba redondeando una buena labor en Miraflores y supo controlar a The Strongest para sumar un valioso punto.

Después de este cotejo, los lilas se quedarán estos días en La Paz para continuar con su preparación y pasar directamente a Montero el fin de semana para jugar contra Guabirá por la séptima fecha del Apertura.

LA PAZ /APG

Tu comentario

Comments are closed.