Reunión de mineros cooperativistas. (Foto referencial)
Reunión de mineros cooperativistas. (Foto referencial)

El Gobierno, mediante de una carta enviada por el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, puso como condición a la Comisión Nacional de Pacificación de los mineros cooperativistas que entreguen a los responsables del asesinato del viceministro Rodolfo Allanes, como una prueba de buena fe para reiniciar la relación, interrumpida desde el 25 de agosto. La nota fue pública  en la cuenta de Twitter del Ministerio de Trabajo.

«Teniendo en cuenta que uno de los mandatos de la Comisión Nacional es la de pacificación, el pueblo boliviano en señal de buena fe, espera que esta organización asuma la impostergable tarea de contribuir a la entrega a las autoridades competentes de aquellos autores intelectuales y materiales que promovieron el asesinato del viceministro Rodolfo Illanes», indica la misiva enviada al presidente de la Comisión, Eduardo Berdeja.

En la carta del ministro Quintana destaca la conformación de la Comisión; pero no toca la solicitud de una audiencia con el presidente Morales y con el ministro de Minería, César Navarro.

La carta tampoco se refiere a los criterios de descalificación a la Comisión de los cooperativistas anunciada por el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada.

En la carta el Ministro de la Presidencia desmiente que exista una persecución contra los dirigentes del sector, y aclara que la administración de justicia le corresponde al Ministerio Público y no al Ejecutivo. Finalmente explica que los decretos que pretenden regular el funcionamiento de las cooperativas, es acorde a los principios y la forma de trabajo del cooperativismo.

Los cooperativistas acudieron a diferentes instancias para reactivar el diálogo con el Gobierno, y exigen terminar con la persecución a sus dirigentes y respetar su derecho al trabajo, ya que consideran que la prohibición de venta de explosivos y de carburantes afecta a su labor.

Los principales dirigentes de la Fencomin, son acusados por el asesinato del viceministro Rodolfo Illanes, y guardan detención en las cárceles de Chonchocoro y Patacamaya de La Paz.

LA PAZ/Fides

 

Comments are closed.