El dirigente de la COB y fabril, Vitaliano Mamani.
El dirigente de la COB y fabril, Vitaliano Mamani.

El secretario de Hacienda de la Central Obrera Boliviana (COB) y dirigente fabril, Vitaliano Mamani, cuestionó al Gobierno por la prohibición del uso de cachorros de dinamita en las movilizaciones de los trabajadores del país, más bien demandó atención al pliego de peticiones de la COB y la restitución de los trabajadores de la desaparecida Enatex.

“¿Quién es el Gobierno para normarnos a los movimientos sociales (y las marchas)?”, cuestionó el dirigente, además denunció que ahora quieren establecer “de que los marchista o los que participen (en marchas) no deben estar en estado de ebriedad”.

Mamani dijo que la COB no acatará el Decreto Supremo que prohíbe el uso de dinamita en movilizaciones y protestas sociales, y que establece una sanción de uno a cuatro años de cárcel además de la reposición de daños civiles.

También denunció que el Ejecutivo está dejando en el olvido demandas importantes esperando que exista un desgaste y cansancio, lo que simplemente provocará que la COB salga nuevamente a las calles a protestar.

“La Central Obrera Boliviana no solamente hemos estado exigiendo al Gobierno el restablecimiento de las cuatro comisiones que veníamos trabajando a través del pliego único nacional (…) no es posible que a estas alturas que ya estamos en el mes de septiembre sigamos discutiendo el pliego de 2016”,  dijo. Además pidió la restitución de los trabajadores de Enatex, y ante la falta de atención los fabriles nuevamente retomarás las movilizaciones desde esta tarde.

LA PAZ/Fides

Comments are closed.