Andrés Soliz Rada. (Archivo)
Andrés Soliz Rada. (Archivo)

El periodista y político Andrés Soliz Rada (76) falleció la mañana del viernes en la ciudad de La Paz a después de ser sometido a una intervención quirúrgica en estómago, informó Eduardo Paz Rada.

“Falleció la mañana del viernes  a las 06.30 después de una intervención quirúrgica en el estómago, de una afección que la tenía desde hace un tiempo. Será velado en un velatorio de la avenida Busch y su entierro será el sábado en la tarde”, comunicó a Radio Fides Paz Rada.

Soliz Rada, abogado de profesión y periodista de vocación fue uno de los políticos más comprometidos con la defensa de los recursos naturales bolivianos y de una posición antiimperialista desde los 60 en los que comenzó su trabajo junto a Sergio Almaraz Paz.

Fue uno de los primeros ejecutivos del Sindicato de Trabajadores de la Prensa de La Paz y después de la Federación de Trabajadores de la Prensa de Bolivia.

Fue parte del gobierno de Juan José Torrez y después del golpe de Hugo Banzer fue exiliado y formó Alianza de Izquierda Nacional (ALIN) y también fue parte del Grupo Octubre, que tenía como una de sus premisas la defensa de los recursos naturales como política central del Estado boliviano.

Durante su exilio trabajo como periodista para la agencia France Press (AFP) en varios destinos en Latinoamérica

El sostenía la idea de la creación de una izquierda nacional alejada de los designios de Moscú y también distanciada de la radicalidad trotskista y de los grupos armados.

Al finalizar la dictadura fue parte del grupo de periodistas que creó el semanario Aquí, con el jesuita Luis Espinal Camps.

También fue parte del equipo de prensa de Radio Fides, relación laboral cortada por el golpe de Estado de Luis García Meza.

Su agrupación fue parte de la Unidad Democrática y Popular (UDP) y comenzaron la publicación del semanario “Patria Grande”, que expresaba una posición nacionalista de izquierda.

Fue parte de Conciencia de Patria (Condepa) como dirigente y también como parlamentario en dos oportunidades, a la muerte de Carlos Palenque comenzó a tomar distancia la lucha interna y decidió dedicarse a escribir sobre temas energéticos y la defensa del gas.

Su libro la “Fortuna del Presidente”, que ya está en la cuarta edición, es una investigación periodista sobre el enriquecimiento de Gonzalo Sánchez de Lozada mediante los beneficios que le dio la administración del Estado por su partido el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR).

En la última etapa de su vida pública fue el primer Ministro de Hidrocarburos del Gobierno de Evo Morales y durante su gestión se realizó la Nacionalización de los Hidrocarburos y se impulsó la auditoría de la empresas petroleras transnacionales que trabajaban en territorio boliviano.

Fue destituido de su cargo por presiones de Petrobras en un incidente poco claro donde también intervino el vicepresidente Álvaro García Linera.

Al dejar la función pública se dedicó a la investigación y mantuvo una columna en un periódico de La Paz, dedicada a temas energéticos. Su relación con el gobierno de Morales fue distante.

LA PAZ/Fides

Comments are closed.