Marcha de Fejuve El Alto. (Archivo)
Marcha de Fejuve El Alto. (Archivo)

La Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto continúa dividida después que el fin de semana concluyeran los congresos ordinarios de los dos sectores. Unos proclamaron como su presidente a Benigno Siñani, mientras los otros eligieron a Sandro Ramírez.

Siñani, según delegados a este congreso, es apoyado y reconocido por la alcaldesa Soledad Chapetón, además de tener el respaldo del dirigente Rolando Huanca, quien fue quien comenzó el acercamiento con el municipio.

Sandro Ramírez fue también elegido el fin de semana como presidente de Fejuve de El Alto, pero por el sector que apoya al Movimiento al Socialismo (MAS) y sucede en la presidencia a Franklin Machaca.

Los dos presidentes al comunicarse con los medios aseguraron que su prioridad será unificar a la organización para devolverle la fuerza que tuvo hasta hace un año, que una serie de actuaciones de los dirigentes afines al MAS contra la alcaldesa Chapetón inició la división en la organización vecinal.

La división de la Fejuve es notaria, porque en los actos que organiza el Gobierno la mayoría de los dirigentes que participan se dedican a culpar a Chapetón por todo lo que pasa en la urbe y a reclamar obras.

Por el otro lado los dirigentes cercanos a la Alcaldesa reclaman por los intentos de destabilización y los permanentes “piedras en el camino” que les pone el Gobierno para frenar la gestión de Chapetón.

EL ALTO/Fides

Tu comentario

Comments are closed.