Filas de minibuses en la plaza Villarroel. (GAMLP)
Filas de minibuses en la plaza Villarroel. (GAMLP)

La Alcaldía de La Paz retomó el lunes los controles al servicio del transporte público, luego de 40 días de una tregua pactada entre ambos, informó el director de Movilidad Urbana, Ramiro Burgos.

«Se controla el recorrido, no trameaje, que tenga buen estado el vehículo, que los choferes presenten hoja de ruta y certificado de calidad», mencionó en entrevista con la televisora ATB.

De acuerdo con las primeras horas del control, Burgos manifestó que se advirtió que los choferes «aflojaron» la calidad del servicio.

El 29 de junio, el alcalde Luis Revilla y los representantes de la Federación Departamental de Choferes Primero de Mayo, la Federación Departamental de Transporte Libre La Paz y la Federación Departamental de Cooperativas de Transporte La Paz suscribieron un acuerdo estableciendo una «tregua» de 40 días a fin de realizar algunos ajustes a la norma edil.

Según la norma 167 y respectiva resolución se establece sanciones de: 25 bolivianos para las faltas leves; 50 bolivianos para las graves y 100 bolivianos para las gravísimas.

Tu comentario

Comments are closed.