Los dirigentes de Fencomin. (APG)
Los dirigentes de Fencomin. (APG)

El Gobierno y los cooperativistas mineros aceptan dialogar, pero ambos ponen condiciones para concertarlo.

El Gobierno mediante una carta enviada por el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, en la mañana del jueves invita a los dirigentes de los movilizados a un diálogo para tratar su pliego de peticiones, pero ponen como condición el que se levante las medidas de presión.

“Nos es grato conocer su disposición al diálogo para considerar la agenda del cooperativismo. No obstante, dicho diálogo se realizará una vez se suspenda toda medida de presión”, indica la misiva enviada por el Ministro de la Presidencia.

Casi de inmediato la Federación de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin) respondieron con otra carta donde aceptan el diálogo con el Órgano Ejecutivo, pero indican que debe realizarse  en la ciudad de Oruro.

«Les pedimos que nos reunamos en Oruro para agilizar la reunión, pues la mayoría de nuestros dirigentes están cerca en los bloqueos, pero ellos nos responden que no es factible la reunión, estamos otra vez sin hora ni fecha. Si es posible hemos planteado que sea un diálogo abierto, es decir que esté la prensa, pero no quieren», indicó el vicepresidente de Fencomin, Carlos Mamani.

El dirigente también explicó que mientras no se acuerde una agenda para solucionar el pliego de su sector se mantendrá las medidas de presión.

Recordó que su sector rechaza las reformas a La Ley General de Cooperativas, también platean reformar dos artículos de la Ley Minera, para que se les permita realizar trabajos con empresas privadas, otro punto que destaca es la exigencia de crear el Ministerio de Cooperativas.

El Gobierno no dio respuesta de forma oficial a la nueva propuesta de los cooperativistas.

Por su parte la Iglesia Católica pidió a los dos sectores deponer posiciones y conversar por el bien de la población.

LA PAZ/Fides

Tu comentario