Ángel Guillermo Hoyos. (APG)
Ángel Guillermo Hoyos. (APG)

El seleccionador de Bolivia, Ángel Hoyos, comenzó este jueves por la tarde con su labor en la ciudad de La Paz, donde como primera tarea observó los partidos de la fase semifinal del torneo Nacional de la categoría Sub-16, de la rama masculina, de la cual saldrá la base para formar el equipo que competirá en el Campeonato Sudamericano Sub-17 a celebrarse en Chile en 2017.

En el primer día de labor como entrenador de la Selección Nacional, Hoyos se concentró en los juveniles que compiten por estos días en La Paz y de esta manera comenzó su proyecto dirigido a esta categoría, cuyo método se denomina “El placer de jugar”.

“El placer de aprender jugando y no tener miedo al error, la equivocación es parte del juego y dentro del crecimiento. Abarcará todo el territorio nacional, nos separaremos por departamentos y provincias; es un movimiento grande de personas y de nivel físico y mental para tratar de llegar a esos puntos, apoyarse en escuelas de fútbol e instituciones como las asociaciones”, declaró Hoyos en la jornada.

Dentro de este plan están contemplados los colegios aprovechando la competencia de los Juegos Estudiantiles y Hoyos junto a sus colaboradores quiere profundizarse más en el trabajo que desempeñan los profesores de Educación Física.

En el 2017, Bolivia tiene la participación a nivel sudamericano en las categorías Sub-17 y Sub-20 en Chile y en Ecuador, de manera respectiva, y el nuevo seleccionador del cuadro verde estará al mando de estos equipos por lo que ya inició con la observación de jugadores.

“Las inferiores es una base importante, trabajar con el niño, con el joven, con el que no es tan joven, y en ese aspecto les manifestamos a los dirigentes que nos haremos cargo de todo, porque hay un desarrollo de conceptos y etapas y en el cual se deben manifestar y eso lleva su tiempo”, explicó Hoyos.

El entrenador argentino confía en que puede existir un progreso favorable para el siguiente año cuando a Bolivia le toque afrontar esos torneos de las divisiones juveniles, y aclaró que no se trata de una labor centrada sólo en la parte futbolística ya que ante todo existe una persona y quiere conocer a cabalidad a los jugadores.

“La parte educativa es importante, porque te brinda posibilidades mentales mayores a la hora de tomar decisiones. Trabajamos para un todo y que se sostengan en un trabajo de capacitación a entrenadores y caminar por todas las provincias tratando de formar y colaborar en toda forma posible para crecer como país”, mencionó Hoyos.

LA PAZ/APG

Tu comentario