El vicepresidente Álvaro García Linera. (VPE)
El vicepresidente Álvaro García Linera. (VPE)

El vicepresidente Álvaro García Linera, indicó este sábado, que si Chile continúa con el uso abusivo de las aguas del Silala podría ocasionar una catástrofe ambiental.

García Linera afirmó esto en una charla brindada a los premilitares  en el municipio de Quillacollo, Cochabamba.

“Si Chile continúa con el uso abusivo y arbitrario de las aguas del Silala va a haber una catástrofe ambiental y se dañará al ecosistema” aseveró el Mandatario.

Con cuadros y fotografías, el Vicepresidente explicó que las aguas del Silala son fósiles de una data de hace más de diez mil años y que provienen del lago Tauca, el cual desapareció producto de un fenómeno natural.

“Las aguas del Silala son fósiles, es un recurso natural no renovable y por eso si tú abusas de esas aguas se van agotando gradualmente y desaparecerá este recurso natural”, recalcó García Linera.

Así también, la autoridad explicó que un manantial nace de las aguas que emergen de la tierra, como es el caso del Silala, mientras que un río nace de las partes elevadas de las cordilleras.

En este contexto, la autoridad explicó que en caso de que las aguas del Silala se terminen, se corre el riesgo de que el permafrost, que es como una capa de hielo que está debajo de la tierra y que evita que el dióxido de carbono salga al aire, se derrita y contamine el medio ambiente lo que causaría grandes daños medio ambientales.

“En el Silala hay una pequeña capa de permafrost y si se acaba el agua, se va a derretir también el hielo que está ahí abajo a unos centímetros y si eso pasa va a salir al aire el dióxido de carbono y contaminar el medio ambiente, el cual será provocado por el uso abusivo del empresariado minero y del gobierno de Chile”, aseveró.

En la ocasión, también recordó que en 1908 el gobierno de Chile pidió permiso a Bolivia para que la empresa de ferrocarriles de ese país utilizará las aguas del Silala para su maquinaria, el mismo que fue concedido por la Prefectura de Potosí.

“En 1908, Chile le pide autorización a la Prefectura de Potosí para la utilización de las aguas, y este es un dato importante porque Chile admite que las aguas del Silala son de Bolivia porque si fueran de ellos, no pedirían autorización”, señaló.

En este contexto, el Vicepresidente explicó a los premilitares que uno de los abusos que comete el gobierno chileno es la construcción de canales en la zona con el fin de desviar y obtener una mayor cantidad de agua, las mismas que son utilizadas en la minería de este país.

Finalmente, García Linera manifestó que ante tal abuso de Chile, el gobierno boliviano trabaja en la elaboración de argumentos verídicos, geográficos e históricos para interponer una contrademanda ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

COCHABAMBA/Con datos de la VPE

Tu comentario

Comments are closed.