Los sospechosos del asesinato de Nelly Negrete. (APG)
Los sospechosos del asesinato de Nelly Negrete. (APG)

Después que la Policía encontró el cadáver de la empresaria maderera, Nelly Negrete (58), en cercanías de la población de Pillapi, cercanías del municipio de  Laja, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) presentó el martes a los tres presuntos autores del crimen, mientras los instigadores ya guardan detención.

Según el informe presentado por el ministro de Gobierno, Carlos Romero, la empresaria fue encontrada un pozo de agua de 15 metros de profundidad envuelta en un saco de yute y con signo de haber sido estrangulada.

“Es un clan familiar de cinco personas que tienen relación de parentesco entre ellas. Dos de ellas que debían cancelar una suma de dinero a la señora Negrete y las otras tres personas que actuaron en complicidad y autoría material del asesinato”, dijo el funcionario.

Según las investigaciones Genaro Quispe (30) y Yola Condori (21), serían las personas quienes debían dinero a Negrete, además de ser los principales sospechosos  del estrangulamiento con una cuerda de la empresaria.

La pareja llevó a su víctima hasta su pueblo (Pillapi), donde según las investigaciones le dijeron  que tenían el dinero guardado para pagarle. En el camino la asesinaron y llegaron a la población donde ya tenían ubicado el pozo donde fue arrojado el cuerpo.

“Este asesinato se planificó con mucho tiempo de anticipación y se puede hablar de que un clan familiar fue quien la mató”, complementó Romero.

Los otros tres detenidos son identificados como Pablo Guachalla, Catalina Aquise y un menor  de edad de 17 años, los cuales fueron los encargados de lanzar al pozo el cuerpo de la asesinada.

Una de las pistas que apuntó hacia Quispe y Condori, fue la última conversación que mantuvo el miércoles 20 con su hija, Negrete le dijo por celular: “Estoy con don Genaro y doña Yola en un pueblito bonito. Ya pronto vuelvo”.

Los cinco sospechosos pasaran en la tarde del martes ante un juez cautelar.

Nelly Negrete  fue reportada como desaparecida desde el pasado 20 de julio después de no responder por más de 12 horas su celular y haber anunciado que iría a El Alto a cobrar una deuda a una barraca la cual le debía una suma cercana a los 200 mil bolivianos.

LA PAZ/Fides

Comments are closed.