Trabajadores de Enatex. (ABI)
Trabajadores de Enatex. (ABI)

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, afirmó que el Gobierno espera que los dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB), adopten una decisión «razonable» y tengan la capacidad de comprender el momento actual que ayude a resolver el conflicto ocasionado por el decreto que establece el cierre de la Empresa Nacional de Textiles (Enatex).

«Apelamos a la prudencia, yo diría fundamentalmente a la capacidad de comprender el momento actual a la dirigencia de la Central Obrera, para que adopte una decisión razonable más bien que ayude a los trabajadores a tener perspectivas para el futuro», declaró en un medio televisivo.

En su criterio son dos elementos que impiden resolver el conflicto con la COB: Uno referido a la exigencia de que se incorpore a los 180 trabajadores de la desparecida Enatex a Senatex y dos la posición de que sean incluidos bajo el régimen de la Ley General del Trabajo.

«La posición maximalista de la Central Obrera es que los 180 trabajadores que no se han acogido al finiquito, de los beneficios tras el cierre de Enatex, lo que se pretende es que los 180 sean contratados en la otra empresa que se está creando que es Senatex y en segundo lugar que esa contratación esté sujeta a la aplicación de la Ley General del Trabajo, son dos condiciones bastante difíciles de cumplir», remarcó.

El Ministro de la Presidencia consideró que el declarar un paro general indefinido no es la mejor solución ni es la más «razonable».

«Tengo la impresión que la decisión que están queriendo adoptar, es una decisión de un paro general indefinido que no es el mejor escenario porque al final están obstaculizando la posibilidad de encontrar una solución para 180 obreros, con un paro general indefinido van a poner en jaque, aunque sea relativamente de mantener el aparato productivo en funcionamiento por lo tanto van a poner en riesgo a otros trabajadores», complementó.

El Gobierno presentó esta jornada una contrapropuesta a la Central Obrera Boliviana, para zanjar definitivamente el conflicto generado a raíz del cierre de Enatex, que consiste en emplear de inmediato a 40 extrabajadores de esa factoría, que se encuentren en situación vulnerable.

Los dirigentes de la COB, anunciaron que informarán a sus bases sobre los alcances de la negociación y explicaron que harán conocer al Gobierno una respuesta en una nueva reunión que se fijó para el sábado a las 16.00.

LA PAZ/Con información de ABI

Tu comentario